El poeta y tatuador mexicano Fausto Alzati Fernández busca plasmar en la piel de 20 voluntarios los versos de su poemario “Acá también tengo como quererte”, como una manera de divulgar y movilizar las palabras.

El artista desarrolla el proyecto “Libro viviente, poemario en piel”, que busca darle vida y permanencia a sus letras a través de un tatuaje realizado por él, en cualquier parte del cuerpo, ida con la que logra fusionar la escritura con el arte.

Desde que comenzó a trabajar en el poemario, más de 80 personas de distintas profesiones se han unido para ofrecer su piel como “hojas orgánicas” vivientes de los versos inéditos y elaborados por Alzati Fernández.

De acuerdo con sus promotores, además de impregnar con tinta palabras y formas, Fausto Alzati es creador del Festival Verbo, analista de la cultura y autor de los libros “Buda, drogas y pop”, “Poemas perrones pa’ la Raza” y “Algo tan trivial”.

Para finalizar, el libro viviente se necesitan 20 personas dispuestas a formar parte de las 108 páginas que lo conforman. Los interesados pueden elegir el verso que quieren y la parte del cuerpo donde lo llevarán de por vida.

Cada una de las sesiones para hacer los tatuajes será registrada en foto y video para integrarse en la segunda parte del proyecto que consta de publicar un catálogo con cada uno de los textos pigmentados.

La recopilación será difundida por Xolo, estudio editorial independiente especializado en la creación de libros sobre arte.

El poeta tiene la intención de realizar una exhibición fotográfica más adelante con el material obtenido, además planea un documental para seguir las vidas de los versos de quienes los portan.