El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y el Instituto de Políticas Públicas para el Transporte y Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés) lanzaron el concurso “Menos cajones, más ciudad”.

Representantes de estos organismos informaron que el objetivo es convocar a equipos interdisciplinarios, de profesionistas y estudiantes a proponer formas creativas e innovadoras de utilizar el espacio que en la actualidad es destinado al estacionamiento de coches en la Ciudad de México, en específico, en el Corredor Reforma.

El director de ITDP para Latinoamérica, Bernardo Baranda, señaló que la regulación vigente sobre nuevas construcciones en la Ciudad de México propicia que se destine un alto porcentaje de superficie a estacionamientos, sin tomar en cuenta su demanda real ni ubicación respecto al sistema de transporte público.

En conferencia de prensa, resaltó que rediseñar la política de estacionamientos en las nuevas construcciones ayudaría a convertirla en una poderosa herramienta para influir en los patrones de movilidad y de desarrollo urbano en una metrópolis como la Ciudad de México.

Según un reciente análisis de ITDP México, de 252 desarrollos inmobiliarios construidos en la Ciudad de México entre 2009 y 2013, el 42 por ciento de los 16 millones de metros cuadrados proyectados son de estacionamiento, lo que sumaría más de 250 mil cajones.

“La superficie que se le dedica al estacionamiento es lo que más crece en la ciudad, porque de acuerdo al reglamento de construcción, a todos se les pide un número determinado de mínimos de espacio para guardar coches, para estacionamiento”, añadió.

Con este concurso, señaló, se convoca a los participantes a presentar proyectos para que los desarrollos inmobiliarios del Corredor Reforma (del Circuito Interior al Metro Hidalgo) en los cuales el número de cajones sea acotado, a fin de evitar un mayor congestionamiento vehicular porque los estacionamientos son un “imán” para los vehículos.

En tanto, el director general del IMCO, Juan Pardinas, consideró que el país y la ciudad pueden ser un lugar mejor si se toman las decisiones correctas y se generan los incentivos adecuados, con mayor capacidad para atraer inversión y desarrollo.

No obstante, dijo, en la actualidad hay incentivos absurdos, debido a que el reglamento de estacionamientos encarece la inversión pues obliga a tener un número determinado de cajones para que los negocios o de los desarrollos inmobiliarios puedan autorizarse y operar.

“Estamos teniendo una ciudad más desigual, más conflictiva en cuanto al caos urbano por este reglamento”, añadió al resaltar que con este concurso se busca tener un ciudad distinta, donde el estacionamiento no se aleje del centro de desarrollo urbano, de la planeación arquitectónica ni de los modelos de negocio.

Afirmó que estacionarse en la Ciudad de México es complicado y costoso, aunado a que deteriora la calidad de vida de la población, por lo que deben tomarse las decisiones de política pública para que la ciudad que no dependa tanto de los estacionamientos y se concrete más en las necesidades de los seres humanos y menos en las de los automóviles.

“Los recursos que estamos gastando en facilitarle la vida al transporte privado, individual, a través de los coches, son recursos que estamos dejando de gastar en otras cosas que nuestra ciudad necesitaría de forma más urgente y que beneficiarían a muchísimos más habitantes”, subrayó.

En el concurso, que pretende impulsar la transformación necesaria alrededor del uso y normatividad del estacionamiento en la Ciudad de México, podrán participar grupos interdisciplinarios de hasta cinco miembros titulares en dos categorías: estudiantes y profesionales.

Ambas en áreas de arquitectura, urbanismo, sociología, economía, antropología, arte, diseño industrial, entre otras.

Los equipos interdisciplinarios presentarán propuestas de reutilización de espacios actualmente destinados a estacionamientos construidos dentro del polígono delimitado por el Circuito Interior Melchor Ocampo al sur-poniente y la calle Hidalgo al norte, así como dos cuadras a los costados de Paseo de la Reforma.

Los premios para los primeros cinco equipos finalistas son de 10 mil pesos, en el caso de los estudiantes, mientras que el primer lugar recibirá 40 mil pesos, en tanto que los equipos de profesionistas, los finalistas recibirán 15 mil pesos y el primer lugar ganará 60 mil pesos.

La fecha límite para la recepción de propuestas es el 17 de noviembre próximo; el 30 de noviembre es el anuncio de finalistas; y del 1 al 8 de diciembre se presentan los proyectos finalistas ante el jurado el Foro Urbano CoRe a principios de diciembre de este año

En tanto, el 16 de enero de 2017 se recibirá la versión fortalecida de las propuestas y en febrero del año próximo se darán a conocer los nombres de los ganadores y se llevara a cabo la premiación.

Este concurso está organizado por el ITDP y por el IMCO con el apoyo de: Embajada de Francia en México, Reurbano, PTV Group, COPEMSA, Grupo Kaluz, CoRe, UBER y Cinépolis, y las bases pueden consultarse en la página www.menoscajonesmasciudad.mx.