Ricardo Gallardo, director artístico del Ensamble Tambuco, llamó a que en el país haya una mayor difusión y circulación de las piezas creadas por compositores nacionales, a fin de que estén al alcance de intérpretes y estudiosos.

En declaraciones a Notimex, explicó el proceso que por lo general pasan las creaciones musicales: “Se estrena, se toca y no tiene mayor circulación a nivel de partituras; y las partituras son el primer eslabón que une al interprete y el compositor.

“Yo les llamo partituras de closet, porque quedan en los archivos de los propios compositores o de los intérpretes que las estrenaron y no están al alcance de otros compositores”, dijo el también promotor cultural entrevistado con motivo de la antología de composiciones “Códice Tambuco”, que se presentará el próximo 5 de noviembre en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes.

Bajo el sello Paxli, “Códice Tambuco” se presentará de la mano de un concierto; el texto reúne obras para cuartero de percusión, escritas por compositores mexicanos.

“Es una colección, una antología compuesta de 10 partituras que a lo largo de 23 años de existencia de Tambuco, compositores mexicanos han escrito para ensamble de percusión. Estas partituras existen gracias a la colaboración de Tambuco con compositores y con los que hemos trabajado de manera estrecha.

“A lo largo de 23 años compositores nacionales y extranjeros han escrito cerca de 150 obras y a raíz de conocer el trabajo tan interesante que ellos pretenden hacer, nació la idea de comenzar a compilar estas obras comenzando con 10 partituras que han destacado”, explicó Gallardo.

Se trata de partituras que representan la buena salud y vitalidad de que goza la composición contemporánea de México, al tiempo de plasmar gran diversidad en lenguajes, dotaciones instrumentales, estilos de composición y posturas estéticas.

“Esperamos que 'Códice Tambuco' se convierta en un referente para todos aquellos interesados en estudiar la escritura para percusión realizada en México en años recientes. Además, con la disponibilidad de este volumen los ensambles de percusión podrán contar con obras de calidad para incluirlas en sus conciertos”, indicó Gallardo.

De acuerdo con Xóchitl Ortiz, editora de “Códice Tambuco”, en las bibliotecas musicales no se encuentra la música de principios del siglo XX y XXI, sino sólo la del siglo XIX, lo que lamentó.

“La partitura es lo que unirá el intérprete con el compositor y lo que va permitir que se escuche. Vamos un concierto y escuchamos la música, pero tras el recital sólo se quedan con haber escuchado esa pieza y se carece de disposición de la partitura para poder ejecutarla o estudiarla, en su caso.

“Y nuestra labor es poder ser ese instrumento que dote de esas partituras, a los intérpretes, a los estudiantes, amantes de la música, para que se haga un análisis de cómo se está componiendo en este siglo XXI”, indicó.

La publicación tendrá un tiraje de 100 ejemplares impresos y 900 más estarán disponibles de manera digital a partir del 5 de noviembre próximo.