La Secretaría de Seguridad Pública capitalina informó que durante el fin de semana del Gran Premio de México de Fórmula 1 se remitieron al juzgado cívico itinerante a 105 revendedores con 129 boletos y 40 brazaletes, cuyo valor de mercado es de 875 mil pesos, pero en la reventa pudo llegar a cuatro millones de pesos.

La dependencia indicó que durante los tres días de actividades en el Autódromo Hermanos Rodríguez de la Magdalena Mixhuca asistieron 339 mil 967 personas y que gracias al dispositivo de vigilancia y movilidad que implementó las actividades concluyeron con saldo blanco.

En el operativo general, coordinado por el secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Hiram Almeida Estrada, se desplegó un estado de fuerza de 21 mil policías para viernes, sábado y domingo, es decir, siete mil por cada día.

En la acción preventiva participaron policías de proximidad, metropolitanos y de tránsito, así como de Policía Bancaria e Industrial (PBI), Policía Auxiliar (PA), además de paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), y Helicópteros "Cóndor" de la Dirección General de Servicios Aéreos.

Asimismo, paramédicos del ERUM brindaron 34 atenciones médicas en diferentes zonas del inmueble de la Magdalena Mixhuca, mientras se realizaron dos remisiones al ministerio público y se llevó a cabo un operativo por venta de mercancía de procedencia extranjera introducida de manera ilegal al país, en el que se aseguraron mil prendas de diferentes tipos.

De manera simultánea se realizaron acciones de vigilancia y movilidad en las dos sedes alternas al evento principal del Gran Premio, el FanZone de la Fórmula 1 en el Deportivo del Estado Mayor Presidencial y Fórmula CDMX en Polanco.