La diputada federal Karina Sánchez Ruiz, de Nueva Alianza exhortó a las autoridades de salud promover un programa de cuidados paliativos universal en cada entidad federativa, para atender el dolor agudo que provocan enfermedades crónico degenerativas.

Expuso que el dolor incapacita e impacta negativamente en el ámbito social, familiar y laboral de mujeres, niños, jóvenes y adultos, ya que aumenta progresivamente.

La diputada integrante de la Comisión de Salud informó que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reporta que en México aproximadamente 38 por ciento de la población sufre dolor agudo o crónico, sin importar sexo, edad o estado socioeconómico.

Refirió que la dependencia de salud indicó que en América Latina casi 54 por ciento de pacientes con dolor no cuentan con protección de seguridad social de esta índole.

Por lo que asegurar que cada paciente con dolor tenga los cuidados paliativos necesarios es un derecho constitucional que debe cumplirse a cabalidad al impulsar desde el Congreso reformas de ley en materia de salud.

Indicó que de acuerdo a la Asociación Internacional para Estudio del Dolor y el Centro Nacional de Excelencia Tecnológica de Salud (Cenetec) definen el dolor neuropático como el que se origina por lesión o enfermedad que afecta el sistema somatosensorial como puede ser la diabetes mellitus.

Informó que 50 por ciento de la gente que tiene dolor llega a desarrollar neuropatía diabética dolorosa, lo que afecta la calidad de vida.

Finamente, la legisladora refirió que según especialistas del dolor del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) además de la neuropatía diabética, hay otras patologías que se relacionan con el dolor neupático como son la radiculopatía lumbar, el dolor neuropático asociado al cáncer, quimioterapia, radioterapia, Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y dolor posquirúrgico.