La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) consideró que para consolidar la implementación de la reforma energética se debe generar la certidumbre jurídica que la industria exige, a partir de un marco legal y regulatorio adecuado.

El presidente de la Comisión Nacional de Energía de Coparmex, Daniel Vázquez, opinó que fortalecer su implementación permitirá que haya condiciones suficientes para incentivar y acelerar la inversión privada que tanto requiere el país en el sector energético.

“La coordinación armónica entre autoridades hacendarias, la Secretaría de Energía, Cofece y la Comisión Reguladora de Energía será fundamental para contar con una transición ordenada y eficiente que logre los objetivos planteados”, sostuvo.

La Coparmex señaló que planteamientos como éste han encontrado buena recepción por parte del Poder Legislativo y el Ejecutivo.

Sobre la apertura en el sector energético y de la liberalización de precios de los combustibles que entrará en vigor a partir del 2017, estimó fundamental dejar clara la forma en que dicha apertura gradual se llevará a cabo.

“Esta claridad solo puede expresarse mediante un cronograma bien planeado, que no permita modificarse a discreción de la autoridad”, recomendó la Comisión de Energía de Coparmex, al solicitar que a la brevedad se defina la fecha de su publicación.

Otra de las recomendaciones de este organismo del llamado sindicato patronal se refiere a la definición de la metodología del cálculo de precios máximos por parte de la Secretaría de Hacienda, los cuales deben ajustarse a estándares internacionales.

“El gran reto del país es la creación de más infraestructura para el transporte, almacenamiento y distribución de gasolinas y diésel ya que con la que cuenta el país hasta el momento es insuficiente”, destacó en un comunicado.

Afirmó que Petróleos Mexicanos (Pemex) mantiene el monopolio sobre la infraestructura, por lo cual es importante que se lleve a cabo la temporada abierta, donde éste ceda al menos la mitad de la capacidad de ductos, tanques y demás componentes.

“Sin dicha apertura y liberación de capacidad será difícil que desde el sector privado se pueda tener participación relevante y no habrá competencia real que se refleje en beneficio de los de los consumidores”, advirtió Coparmex.