Más de 6 millones de mexicanos son beneficiados con la leche fortificada que industrializa Liconsa, con excelente calidad y que distribuye a precio subsidiado de un peso, en las regiones más marginadas del país.

De acuerdo con la la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), estas acciones son en apoyo a la nutrición de millones de mexicanos y para favorecer su desarrollo, en los 150 municipios más pobres del país que se localizan en Oaxaca, Veracruz, Guerrero, Chiapas, Puebla, Chihuahua, Durango, San Luis Potosí, Yucatán e Hidalgo.

En esos lugares la leche se vende a un peso el litro, para ayudar al mejor rendimiento del ingreso de los hogares con mayor vulnerabilidad social.

El reporte señala que al mes de junio de este año, el padrón de beneficiarios del Programa de Abasto Social de Leche Liconsa está formado por 6 millones 376 mil 737 mexicanos, de los cuales 3 millones 513 mil 337 son niñas y niños de 6 meses a 12 años de edad.

También se atiende a 422 mil 339 mujeres adolescentes de 13 a 15 años; 214 mil 073 son personas con enfermedades crónicas y personas con discapacidad; mientras que 69 mil 147 son mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

En este padrón se incluye a 759 mil 422 mujeres de 45 a 59 años, así como a un millón 398 mil 419 personas adultas de más de 60 años.

En total el padrón lo integran 3 millones 923 mil 469 mujeres y dos millones 453 mil 268 son hombres, que representan 3 millones 321 mil 116 Hogares atendidos.

Otros datos que se informan en la Página Web de Sedesol sobre este programa son que en mil 947 municipios tiene presencia el Programa de Abasto Social de Liconsa, y cuenta con 11 mil 223 puntos de venta, donde se distribuyen al mes 81 millones 065 mil 262 litros de leche fortificada, lo que representa una distribución diaria de 3 millones 188 mil 672 litros.