La entidad registra una reducción de 52 por ciento en el número de casos de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), señaló el subdirector de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud del estado, Arturo Mompin Ramírez.

En entrevista con Notimex, el especialista dijo que el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, semana a semana da seguimiento a los datos y, con base en estas cifras, se toman decisiones sobre los programas.

“El análisis comparativo que hacemos siempre en la institución con respecto al inicio de la administración y el año en curso, al corte de la semana 37 se observa una reducción de 52 por ciento en la detección de casos de infección de transmisión sexual”, expuso.

Manifestó que “con respecto al VIH, es de los padecimientos más serios en cuestión de infección de transmisión sexual, en el que hay una reducción respecto al año anterior de un 15 por ciento con respecto a los pacientes”.

Mompin señaló que los hombres son el grupo con mayor prevalencia en infecciones por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y en las mujeres, el grupo de edad con más casos son las mayores de 25 años.

“En el presente año hay registrados 50 casos en mujeres, contra 200 de hombres en riesgo, por ello las estrategias de prevención van enfocadas al hombre, y en el perfil no hay una diferencia por profesión o hábitos”, enfatizó.

El especialista de la Secretaría de Salud estatal señaló que el grupo de edad va de 20 a 24 años, con más casos registrados, y se reduce conforme avanzan las edades.

Mompin Ramírez destacó que de acuerdo con los datos disponibles, la enfermedad sexual con mayor número de casos es la candidiasis urogenital, con ocho mil 208 casos y la región con mayor número es Huejotzingo, con mil 780 casos.

Detalló que dicho padecimiento es producido por un hongo que se transmite no sólo sexualmente, sino por contagio directo de las manos a los genitales y puede presentarse en las zonas donde hay mucosa, como los ojos, nariz y la boca.

“Es un hongo muy común y altamente resistente a tratamientos, sobre todo porque el ambiente de la mucosa es propicio para su reproducción”, dijo.

Agregó que le sigue la tricomoniasis urogenital, en el caso del virus del papiloma con 484 casos, y en último lugar la sífilis congénita, que es la transmisión madre-hijo al momento de nacimiento, que sólo registra un caso en el estado.

El funcionario estatal detalló que otro padecimiento es el chancro blando, que es una infección de transmisión sexual y es más frecuente en el hombre al presentar ulceración en los genitales, comezón y dolor, y se transmite vía sexual, con 19 casos.

Añadió que el herpes genital es una enfermedad viral que se transmite de forma sexual, pero además puede presentarse en la boca y los ojos. De dicho padecimiento hay 144 casos y la prevalencia es muy baja.

Resaltó que en el caso de la vacunación contra el virus del papiloma se van a ver los efectos a 10 años en adelante, es cuando las menores que se llevan vacunadas, de nueve a 11 años, inicien su vida sexual.

“Será cuando empiecen a acudir a los médicos y eso puede generar el impacto en la reducción o no reducción, debido a que la vacunación abarca las sepas más comunes y no incluye otras”, refirió.

La Secretaría de Salud del estado agregó que con respecto a las Enfermedades de Transmisión Sexual, Puebla se encuentra por abajo de la media nacional. Por ejemplo, el herpes genital registra 2.3 casos contra 2.42 casos por cada 100 mil habitantes en promedio en el país.

Añadió que en linfogranuloma venereo, Puebla tienen un registro de 0.06 contra 0.13 casos por cada 100 mil habitantes, y del virus del papiloma los datos demuestran 7.74 casos contra 15.29 casos por cada 100 mil habitantes.

En cuanto a la sífilis congénita, la entidad se encuentra por abajo de la media nacional con 0.02 casos contra 0.09 casos por cada 100 mil habitantes, es decir, dos casos contra nueve casos por cada 10 millones de habitantes.