El presidente de Cámara de Diputados, Javier Bolaños Aguilar exhortó a los legisladores, sin distingo de partido, a abordar de manera responsable y cabal la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2017.

En un comunicado, el diputado panista señaló que de esta manera se da continuidad a un país democrático y justo y en el que todos los mexicanos gocen de servicios prioritarios como seguridad, salud, economía y vivienda.

Afirmó que el uso óptimo de los recursos públicos, como parte de una responsable política distributiva federal, deberá redundar el próximo año en una mejor calidad de vida para las familias mexicanas, particularmente las más necesitadas de satisfactores básicos.

Destacó que a más tardar el 15 de noviembre, los diputados habrán de aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2017, con lo cual quedará formalizada la distribución de recursos en los diferentes rubros de gasto bajo el criterio de asignarlos a donde más se requieran.

Bolaños Aguilar expresó su confianza en que el presupuesto federal a aplicar a partir de enero próximo se construya y avale con base en consensos entre los legisladores y se logre un gasto justo, trasparente y responsable que beneficie a los mexicanos y al país.

Resaltó la importancia de que en la Ley de Ingresos de 2017 se hayan aprobado 51 mil 380.2 millones de pesos adicionales respecto a lo inicialmente propuesto por el Ejecutivo a la Cámara de Diputados, en el Paquete Económico enviado el pasado 8 de septiembre.

Recordó que se elevó de 18.20 a 18.62 pesos por dólar la previsión del tipo de cambio, y se aumentaron los niveles de producción de petróleo en 19 mil barriles de crudo para el siguiente año, con lo que la cifra por día se ubicó en un millón 947 mil toneles, lo que representará un incremento de 17 mil 370 millones de pesos por ingresos petroleros.

Finalmente, precisó que de esta manera, la captación total de recursos del gobierno para 2017 ascenderá a 4 billones 888 mil 892 millones de pesos, cifra muy importante para el erario público que ya fue aprobada por las cámaras de Diputados y de Senadores.