La titular de la Jefatura de Turismo de Tlajomulco, Dennise Corona García, indicó que el Festival Mictlán “Los Muertos de Fiesta” se llevó a cabo en las cuatro poblaciones ribereñas de San Juan Evangelista, San Lucas Evangelista, Cuexcomatitlán y Cajititlán.

La funcionaria municipal resaltó que una de las mayores apuestas es el rescate de las tradiciones y costumbres del municipio.

Señaló que "los objetivos de este festival alusivo a los muertos fueron además construir comunidad, e incentivar la cultura y las artes".

Asimismo, detonar la economía de la región, y promover la zona como el destino turístico más cercano a la ciudad de Guadalajara, ya que se ubica a tan sólo 45 minutos.

Detalló que en el Festival Mictlán “Los Muertos de Fiesta”, los visitantes y vecinos del lugar vivieron una experiencia única, ya que disfrutaron una gran diversidad de escenarios, entre panteones, templos construidos a inicios del siglo XVII, y de la Laguna de Cajititlán.

Además, admiraron un espectáculo circense, jaraneros, mariachis tradicionales, antojitos típicos, cine al aire libre, un altar de muertos flotante y fuegos artificiales.

Subrayó que este programa inició la víspera a partir de las 17:00 horas con actividades en cada una de las localidades, se realizó un recorrido teatralizado por cada una de las diversas sedes, donde se narró a los asistentes la Leyenda Sagrada de Mictlán.

Corona García mencionó que dicho recorrido lo ofreció la compañía teatral Les Cabaret Capricho, originarios de Guadalajara, quienes acaban de regresar de una gira de presentaciones culturales en Palestina y Portugal.

Los asistentes, abundó, disfrutaron un espectáculo diferente, el cual se produjo especialmente para esta celebración tan mexicana El Día de Muertos, y se adaptó al entorno que ofrece el municipio de Tlajomulco.

"La temática de este festival, es la leyenda sagrada de Mictlán, el cual representa el lugar de los muertos, según las creencias prehispánicas, nosotros queremos retomar el tema de nuestras raíces", explicó.

Puntualizó que para terminar con este recorrido, se realizó un paseo nocturno en lancha del poblado de Cuexcomtitlán hacia Cajititlán, donde se contó con un altar flotante para que los visitantes lo pudieran admirar.