El designado secretario general de Naciones Unidas (ONU), el portugués Antonio Guterres, llamó al diálogo para superar la crisis en Venezuela, en el marco de la XXV Cumbre Iberoamericana.

En una corta declaración, el nuevo secretario del organismo internacional comentó que durante el almuerzo de los jefes de Estado de la región hubo un “debate muy interesante” sobre Venezuela.

Guterres sostuvo que “no hay solución a los problemas de Venezuela, como no hay para muchos países del mundo, sin diálogo constructivo entre las partes, con apoyo de la comunidad internacional”.

El tema de la crisis venezolana estuvo presente en esta Cumbre Iberoamericana, pero al margen de la agenda y los debates oficiales y abiertos, que se dieron durante los dos días de trabajo de los cancilleres y los mandatarios.

El único gobernante que se pronunció de forma abierta y directa fue el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, quien aseguró a través de una declaración que en “Venezuela se ha generado una alteración del orden democrático y constitucional”.

Para Kuczynski, en Venezuela se están vulnerando los principios de la Carta Democrática Interamericana (CDI), la “que identifica como elementos esenciales de la democracia representantiva, el ejercicio del poder con sujeción al estado de derecho y la separación e independencia de poderes.”

Consideró que el gobierno y la oposición en Venezuela deben buscar “acuerdos precisos con el objetivo de restaurar el orden democrático con plazos y objetivos definidos”.

Asimismo, “Perú expresa su apoyo y confianza a las gestiones de la Santa Sede para buscar una solución a la actual crisis institucional y a la grave situación social y humanitaria que enfrenta Venezuela”, subrayó la declaración del presidente peruano.

Por otra parte, el próximo secretario de la ONU ratificó su apoyo al proceso de paz de Colombia, y abogó para que los colombianos logren un acuerdo nacional que ponga fin a los 52 años de violencia en este país suramericano.

Consideró que Colombia tiene el mejor sistema en el mundo para proteger a las víctimas de la guerra y confió en que “este proceso siga con éxito para el bien del pueblo colombiano”.

Guterres también anunció que durante su gestión va a impulsar con fuerza el multilateralismo, si se tiene en cuenta que en el mundo se están multiplicando los conflictos.

En este contexto, dijo, Iberoamérica puede ser un pilar fundamental para avanzar en el multilateralidad, pues esta es una región de paz y un “espacio de valoración de la democracia y los derechos humanos.