Colombia ha sido un pilar fundamental en la construcción de Iberoamérica y está llamada a ejercer un rol estratégico en la integración regional, aseguró hoy la titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Rebeca Grynspan.

En declaraciones a la Secretaría de Prensa de la Presidencia de Colombia, en el marco de la XXV Cumbre Iberoamericana, Grynspan hizo un balance de los 25 años de este foro regional y destacó el hecho de que Colombia celebrara este cónclave por segunda vez en 22 años.

Asimismo, la diplomática resaltó los resultados logrados en las reuniones de la comunidad iberoamericana, que hoy agrupa a 22 Estados de América y Europa.

“El balance es sumamente positivo. A nivel político, las cumbres han contribuido de manera decisiva a la construcción de confianza y la consolidación de las relaciones diplomáticas y políticas entre los Estados”, dijo.

El principal objetivo “es construir una agenda común de cara al futuro. En el mundo existen muy pocos ejemplos de reuniones a nivel presidencial que se hayan mantenido de manera ininterrumpida a lo largo de un cuarto de siglo”.

Estas cumbres han demostrado “la cohesión de la comunidad iberoamericana, que ha logrado mantener la unidad en la diferencia, sin importar el signo político de los distintos gobiernos”.

“La trayectoria que hemos construido nos permite ahora dar el salto que la ciudadanía nos ha venido reclamando: cumbres más cercanas a las personas, más alineadas con sus preocupaciones y problemas, que generen resultados concretos en la vida de la gente”, apuntó.

Manifestó que, por esa razón, decidieron dedicar el cónclave de Cartagena al tema “Juventud, Emprendimiento y Educación”, que consideró “los ejes sobre los que depende el éxito de la región en las próximas décadas.

Grynspan resaltó que esta cumbre dejará “el Pacto Iberoamericano de Juventud, un acuerdo innovador en que los gobiernos asumen 21 compromisos concretos para el empoderamiento económico, social y político de las personas jóvenes”.,

Así como el denominado Campus Iberoamérica, “la más ambiciosa iniciativa de movilidad académica jamás emprendida en la región. Nos hemos propuesto alcanzar 200 mil movilidades de estudiantes e investigadores para hacer estancias en el extranjero.”.

“Esperamos que esto amplíe el horizonte académico y cultural de nuestros jóvenes, mejore sus prospectos de empleabilidad y les permita adquirir destrezas esenciales en una economía global, como la capacidad de desempeñarse en entornos multiculturales”, apuntó.

La diplomática señaló que en 25 años estas reuniones han servido “como marco para la firma de varios tratados, acuerdos y convenios internacionales, que han permitido mejorar la justicia, la seguridad y la administración pública en toda la región”.