La exposición "Carla Rippey. Resguardo y resistencia. Exposición retrospectiva 1976-2016", con 90 piezas entre fotografía, dibujo, grabado y collage, llegará a su fin mañana en el Museo de Arte Carrillo Gil.

Para celebrar cuatro décadas de la carrera de la artista de origen estadounidense, la muestra hace un recorrido por las diferentes etapas artísticas de Rippey, con obras como "El abismo", "Amor entre samuráis", "La serpiente en el jardín" y "El jardín del bien y el mal".

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) informó que entre las mismas se encuentra la que realizó en colaboración con Peyote y la Compañía, colectivo que definió la avanzada en el arte contemporáneo mexicano.

La exposición cuenta con una obra inédita de gran formato "Cuando mi sangre aun no era mi sangre" (2016), en la que Rippey intenta "ligar mi historia personal y familiar de migración con la historia migratoria de México, mi país adoptivo".

La muestra lo que es la artista, lo que hace y su obra, además de ser una especie de recorrido de su encuentro con el mundo del arte en México y de cómo ha cambiado desde que llegó en 1973.