La presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales, inició este sábado un proceso de capacitación a cuadros y militantes de ese partido en el Estado de México, con el objetivo de vigilar de cerca el proceso electoral de esa entidad.

En su opinión, los comicios en la entidad mexiquense son “una de las batallas más importantes del país”, y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) tiene que convertirse en la alternativa, la opción y la esperanza de la gente “que pide a gritos un cambio”.

La dirigente enfatizó que su partido mantendrá la convocatoria a la conformación de un frente amplio opositor que agrupe a todos los actores dispuestos a trabajar en cambiar la vida de los habitantes del Estado de México.

Explicó que ha dialogado con los presidentes nacionales de Movimiento Ciudadano, de los partidos del Trabajo (PT) y Acción Nacional (PAN), por lo que aseguró que el PRD viene con todo, pese a los presagios en el sentido de que no jugará un papel importante en los próximos comicios.

“No venimos a ser un partido testimonial, no vamos a colocarnos a la cola de la derecha ni de la izquierda, vamos a ser un partido estratégico porque lo que decida hacer o no hacer el PRD va a tener un impacto trascendente", aseguró al inaugurar el taller "La izquierda y el cambio democrático; estrategias organizativas, principios y valores", aseveró.

En su oportunidad, el secretario de Organización, Camerino Márquez, destacó la importancia del taller, pues aseguró que los partidos políticos prevalecen como un instrumento de la sociedad y son los únicos que pueden hacer realidad que la izquierda sea gobierno.

En cuanto al proceso electoral en el Estado de México, se pronunció por realizar un programa de gobierno de centro-izquierda, en el cual el PRD se coloque a la vanguardia y postule a los mejores hombres y mujeres.