Un centenar de trabajadores laboran en la Plaza Obelisco, en el sur de la ciudad de Guatemala, para instalar el árbol navideño más alto de Centroamérica.

Los trabajadores, apoyados con la pluma móvil de una grúa, ensamblan, una a una, las 204 piezas de metal que forman la estructura del árbol, de unos 40 metros de altura hasta su cima que se adornará con una coronilla de 15 pies de diámetro.

Luego del armado de la estructura, que llevará unos diez días, los trabajadores se encargarán de colocar ocho mil 328 ramas con aspecto natural, que contienen los adornos y las guirnaldas iluminadas.

El árbol lucirá un millón 555 mil 550 luces LED, que se sincronizarán para formar un “show audiovisual” al ritmo de la música, y 32 mil mini luces que iluminarán la coronilla.

La encargada de las cuadrillas de trabajadores, Brenda Lemus, dijo a Notimex que la obra deberá quedar lista para antes del 12 de noviembre, día de la inauguración.

Indicó que incluso tienen previstas jornadas de trabajo nocturnas, a fin de dejar a punto todos los detalles del árbol navideño guatemalteco que, reiteró, es el más grande de Centroamérica.

La enorme estructura es protagonista del llamado “Festival Árbol Gallo”, patrocinado por la Cervecería Centro Americana, que lo importó de San Francisco, Estados Unidos, y el de mayor tecnología en su momento.

A la inauguración del festival navideño, que se celebrará en su edición anual número 31, se proyecta la asistencia de más de 50 mil personas.

Después de la fiesta de inauguración, se calcula en unas 20 mil personas las que acudirán diariamente al árbol y seguirán el espectáculo de luces que se mueven al compás de la música.

El show de luces y sonido del árbol está programado de manera automática para iniciar a partir de las 18:00 horas locales.

De manera simultánea con el Festival de la Plaza Obelisco, la empresa cervecera encenderán 34 árboles navideños de diferentes dimensiones en igual número de localidades del país.