El director general del Instituto Politécnico Nacional, Enrique Fernández Fassnacht, destacó las contribuciones de los actores públicos, privados y sociales para que los estudiantes accedan a una formación de buena calidad.

Fernández Fassnacht entregó diplomas 20 instituciones y empresas, así como 13 comités de alumnos y padres de familia que durante 2015 otorgaron donaciones en efectivo o especie.

Resaltó que sus aportaciones se transforman en becas y apoyos económicos, así como en equipamiento y conservación de talleres y laboratorios.

Mediante la labor que realizan los comités de procuración de fondos de la Comisión de Operación y Fomento de Actividades Académicas (COFAA) del Politécnico se llevan a cabo diferentes acciones que fortalecen la formación académica, la actualización docente y el desarrollo de investigación, indicó.

En la ceremonia, efectuada en el auditorio “Alejo Peralta” del Centro Cultural “Jaime Torres Bodet”, en Zacatenco, agradeció las aportaciones que el año pasado realizaron poco más de 300 donantes por un monto cercano a los 40 millones de pesos.

“A todos ustedes que han confiado en nuestro instituto con sus donativos, quiero decirles que pueden tener la certeza de que cada peso que han aportado se utiliza para fortalecer el proceso de aprendizaje de nuestros estudiantes y la labor de generación de conocimiento”, puntualizó.

A su vez, el Secretario Ejecutivo de la COFAA, Emmanuel Alejandro Merchán Cruz, expresó su agradecimiento a quienes contribuyen con sus generosos donativos al avance y desarrollo de esa casa de estudios.

Mediante el Programa Integral de Procuración de Fondos, se involucra a la comunidad politécnica y a las instancias externas para propiciar una cultura orientada al altruismo y la filantropía.

En ese sentido, refirió que cada año reciben importantes donativos en efectivo y en especie como vehículos, equipos de cómputo, materiales o insumos para prácticas de estudiantes, e incluso aviones para apoyar la formación de ingenieros.

Merchán Cruz agregó que existen mecanismos que aseguran el uso racional y transparente de las aportaciones, para lo cual se cuenta con una continua supervisión de los órganos internos de control sobre su destino, uso y operación.