Miembros de varias instituciones del país asisten a la Escuela de Otoño de Sistemas Distribuidos, que se realiza en el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), en el marco del programa de trabajo de la Red de Sistemas y Redes de Próxima Generación del Conacyt.

El objetivo de la Escuela de Otoño en Sistemas Distribuidos es dar a los asistentes los fundamentos de los sistemas distribuidos, del cómputo distribuido, tocando algunos aspectos emergentes como cómputo móvil, tecnología para radios cognitivos, e Internet de las Cosas.

En la Escuela de Otoño en Sistemas Distribuidos participan como ponentes los doctores en Ciencias, Rolando Menchaca Méndez, del Centro de Investigación en Computación (CIC) del Instituto Politécnico Nacional (IPN); Marco Antonio López Trinidad, del Laboratorio Nacional de Informática Avanzada (LANIA), y Enrique Rodríguez de la Colina, de la UAM Iztapalapa.

En entrevista, el doctor Saúl Pomares, coordinador de Ciencias Computacionales del INAOE y responsable técnico de la Red, comentó que la misma tiene tres ejes: “Un eje es la vinculación con la industria, por eso en esta Escuela tenemos tanto estudiantes como enviados de empresarios”.

El segundo eje –agregó- es la parte de formación de recursos humanos, y el tercero es organizar a los investigadores para identificar temáticas relevantes para el país.

“Los sistemas distribuidos son los principios básicos para construir redes complejas. El Internet puede ser visto como la red que utilizamos la mayoría de las personas, y también como un sistema distribuido. Esto significa que hay personas y entidades que se comunican a través de una red y que estas entidades no comparten referencias globales”, explicó.

Saúl Pomares abundó que en internet hay millones de usuarios por lo que sería muy difícil que cada uno de ellos tuviera la vista global de todo el sistema. La gente solo conoce la vista parcial del sistema y cada usuario tiene el mismo principio, por eso se le ve como sistema distribuido porque está distribuyendo las cargas entre los usuarios, procesos, dispositivos, robots, etcétera.

Respecto a la Red de Sistemas y Redes de Próxima Generación del Conacyt, ésta se desenvuelve en áreas estratégicas de desarrollo científico y económico.

Su objetivo es promover y fortalecer la colaboración, en el área de sistemas y protocolos de próxima generación, entre grupos de investigación científica y tecnológica, instituciones de educación superior, centros de investigación, gobierno y empresas.