El vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, presentó hoy los retos y los avances de la iniciativa Cáncer Moonshot, lanzada en enero pasado por la Casa Blanca para “inyectar un sentido de urgencia en la lucha contra el cáncer”.

En el mensaje sabatino de la Casa Blanca, el vicepresidente recordó que esta iniciativa tiene como objetivo acelerar la investigación, para realizar en cinco años lo que llevaría una década, en términos de prevención, diagnóstico y tratamiento contra el cáncer.

“Es importante porque existe el consenso de que estamos en un punto de inflexión, con la ciencia, la medicina y la tecnología avanzando más rápido que nunca y ofreciendo una promesa real”, señaló.

Detalló que tras consultas con pacientes, médicos, investigadores, filántropos, lideres de tecnología y jefes de Estado sobre la lucha contra el cáncer, se concluyó que “lo que tenemos que hacer es todo”.

“Desde mejorar los esfuerzos de prevención, ampliar el acceso a la atención, (hasta) forjar un compromiso internacional para esta lucha”, enfatizó el vicepresidente.

Biden comentó que el grupo de trabajo de la iniciativa Cáncer Moonshot presentó en fecha reciente un informe que detalla lo que se tiene que hacer para impulsar el combate contra esta mortal enfermedad.

Apuntó que entre los retos figuran un mayor esfuerzo de prevención; ampliar el acceso a la atención; incrementar la colaboración entre los investigadores del cáncer y el intercambio de datos; así como construir un compromiso internacional en la lucha contra el cáncer.

El informe del grupo de trabajo también enfatizó sobre el progreso que ha tenido Cáncer Moonshot, durante los primeros 11 meses que lleva en operación.

Mediante esta iniciativa se han establecido más de 70 compromisos de los sectores público y privado para unirse a la lucha contra el cáncer.

Resaltó que con uno de esos acuerdos, la compañía IBM ofreció su supercomputadora Watson para colaborar con el Departamento de Defensa y la Administración de Veteranos para determinar terapias específicas para pacientes que necesitan tratamiento contra el cáncer.

Biden dijo que la iniciativa busca “que todos nosotros hagamos nuestra parte en la lucha contra el cáncer”.

El vicepresidente exhortó a los estadunidenses a informarse en el sitio web Cancer.Serve.Gov para aprender cómo pueden ser voluntarios para ayudar a familiares, amigos y vecinos.

“En nuestra lucha contra el cáncer no debemos estar dispuestos al aplazamiento, por los seres queridos que hemos perdido y los que podemos salvar”, indicó.