Para honrar la memoria de profesores, escritores y artistas, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) montó una ofrenda con coloridos altares cubiertos de flores, hileras de cráneos, fotografías de los difuntos, veladoras, comida, bebidas, calaveras de azúcar, cartón o vidrio.

El coordinador general de Difusión de esa casa de estudios, Lucino Gutiérrez y la responsable del Centro de Difusión Cultural Casa de la Primera Imprenta de América inauguraron la ofrenda que este año fue dedicada a la escritora Elena Garro (1916-1998) y estará abierta al público hasta el 2 de noviembre.

Para dar la bienvenida a los difuntos, la entrada del recinto fue arreglada con un marco, adornado con flores de cempasúchil y terciopelo y un retrato de la poeta poblana.

Los balcones fueron decorados con papel picado y figuras de cráneos que semejaban la cerámica de Talavera que se produce en Puebla.

Elena Garro fue evocada en el centenario de su nacimiento con un altar decorado con libros de su autoría, una foto junto a profesor René Avilés Fabila, fallecido el pasado 9 de octubre, así como dulces típicos, calacas de gatos en papel reciclado y madera, y lámparas de vidrio con imágenes grabadas de La Catrina.

Alumnos de la Licenciatura en Diseño Industrial de la Unidad Xochimilco montaron la ofrenda como parte de su trabajo de servicio social mientras que la curaduría estuvo a cargo de la artista Melba Urrego.

Los artistas plásticos Miguel Rincón y Ricardo Guerra representaron con una muñeca de madera con vestido dorado el espíritu de la niña Tita, que deambula por las noches por la Casa de la Primera Imprenta de América.

Evita Muñoz Chachita, actriz de la época dorada del cine mexicano, y Mario Almada, quien trazó su carrera cinematográfica durante más 70 años, fallecidos este 2016, fueron recordados en el Centro de Difusión Cultural Casa Rafael Galván con un altar que incluyó pan de muerto, veladoras, fotografías y cempasúchil.