La Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que reforma la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, para promover su accesibilidad a las tecnologías de la información y la comunicación.

Con ello se pretende que dentro de las atribuciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se precise el derecho de ese grupo poblacional a acceder a dichas tecnologías informáticas, incluido Internet y banda ancha, y que el Inapam implemente acciones que propicien ese aprendizaje.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2014 había en el país 11.7 millones de personas de 60 años y más, equivalente a 9.7 por ciento de la población.

Además, el Consejo Nacional de Población (Conapo) estimó que para 2050 únicamente uno de cada 10 mexicanos tendrá menos de 15 años, proporción casi idéntica a la de personas adultas mayores, quienes representarán 21.5 de la población.

Actualmente, el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) imparte cursos de computación básico, toda vez que considera que el cambio generacional ha creado necesidades en relación con las tecnologías de la información y comunicación, expuso la Cámara de Diputados en un comunicado.

“Las personas adultas mayores requieren una tecnología útil, funcional y de fácil manejo; por lo que la computadora ofrece a dichas personas una herramienta fundamental para realizar actividades laborales, lúdicas, culturales, de investigación, recreativas, entre otras”, señala el dictamen avalado.

Precisa que todavía hay muchas personas adultas mayores que carecen de acceso a las tecnologías digitales, debido a sus costos altos, por lo que el Estado tiene una gran responsabilidad para hacer que dichos conocimientos sean accesibles a un mayor número.

Por ello, enfatiza, es primordial que esta población cuente y goce a cabalidad con el derecho a la accesibilidad a las tecnologías de la información y a las comunicaciones, incluido Internet, proporcionándoles una mejor forma y calidad de vida, para que sigan siendo útiles.