El secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México, René Drucker Colín, compareció ante integrantes de la comisión del ramo de la Asamblea Legislativa, a quienes solicitó más presupuesto para la dependencia.

El investigador expuso a la instancia legislativa que el gasto que se destina al organismo es muy bajo y “aunque se presenten buenos proyectos si no hay dinero no se les puede apoyar con recursos”.

Drucker también comentó que en 2016 la secretaría a su cargo recibió unos 450 proyectos orientados principalmente a resolver problemáticas de la ciudad en los rubros de ciencia, tecnología e innovación.

Indicó que un comité (integrado por nueve expertos en diferentes disciplinas) aprobó 28 de esas propuestas a las que en conjunto se les apoyó con 141 millones de pesos.

A pregunta expresa del diputado panista Miguel Ángel Abadía Pardo sobre el presupuesto que requerirá la dependencia para el ejercicio fiscal 2017, René Drucker planteó que “si nos otorgaran 430 millones podríamos hacer mucho más”.

Entre los proyectos concluidos en este año citó una planta metalúrgica extractiva, una deshidratadora solar de alimentos, frutas y verduras, una máquina recicladora de llantas de bajo costo y consumo energético y otra máquina para reciclar unicel.

Se impulsó el diseño de una prótesis (mano robótica) que se encuentra en la tercera fase de pruebas en el Instituto Nacional de Rehabilitación y se llevó a cabo un proyecto sobre cómo el exceso de topes impacta en la calidad del aire de la Ciudad de México.

Entre otras acciones destacó el segundo aniversario de la puesta en marcha del Museo Móvil de Ciencia y Tecnología y anunció un prototipo para tratar de usar transporte elevado en zonas altas de la ciudad.

En el rubro de salud expuso que se apoya a la investigación de un Sistema de Evaluación Fetal, un proyecto de vacunas recombinantes y el desarrollo del contraceptivo (anticonceptivo) masculino.

De igual forma, se trabaja en un laboratorio nacional de Canalopatías que atiende patologías de enfermedades como arritmias, en un polifármaco para el tratamiento de diabetes en fase 3 y en una investigación del riesgo de recaída en pacientes con depresión.

En su presentación el funcionario adelantó que el edificio que albergará a ese centro de investigación se construirá en Santa Fe y ya cuenta con una proyección académica y arquitectónica.

Comentó que se tiene suficiente dinero para su construcción (que se prevé inicie en febrero de 2017) y equipamiento hasta en 80 por ciento.