La cantante española, Niña Pastori, ofrecerá un concierto el 30 de octubre en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, donde presentará su más reciente placa discográfica, “Ámame como soy”.

La intérprete de flamenco dijo que ese título fue tomado de una canción de la que se enamoró tiempo atrás en voz de Omara Portuondo.

“La escuché con Omara Portuondo y me encantó, es de Pablo Milanés, pero yo se la escuché a ella y me pareció divina, sobre todo para darle la vuelta y llevármela a mi terreno, a mi flamenco; simplemente me enamoré de ella y quise darle ese título al disco en su honor”, detalló Pastori en entrevista con Notimex.

En este trabajo, editado en 2015, Niña Pastori se adentra en sonidos latinos, e invita a Juan Luis Guerra, Rubén Blades y Francisco Céspedes; el tiempo de producción también jugó un papel importante.

“Eso es lo importante, darle a la tecla de lo quieres, y eso no te lleva ni una, ni dos o tres horas, te lleva tiempo, cuando quieres contar algo con tantos arreglos lleva tiempo; hay que echarle horas, no es tan fácil, y como tienes colaboraciones como las hemos tenido, se tienen que coordinar, el resultado es un disco fantástico”, puntualizó.

La cantaora dijo que siempre busca hacer discos que la motiven, por eso también colaboró en “Raíz”, junto a Lila Downs y Soledad Pastorutti, pues le pareció un concepto interesante que debería explotarse con otras exponentes.

“Tienes que hacer algo que te apetezca, son de esas cosas que dices: “aquí voy disfrutar, aprender y a sacar partido”, eso es lo que te mueve, al final no pudimos hacer presentación ninguna de las tres”.

“Es un disco muy bueno y hay una mezcla de culturas y estilos pero con cosas en común, era un proyecto precioso, somos cada una las representantes haciendo música tradicional de nuestra tierra, me parecer algo precioso para copiarlo con otros artistas y me parece que la idea es muy buena”, expresó.

El próximo 30 de octubre la cantante regresará a la Ciudad de México después de 10 años, en un concierto en el que estará acompañada por Céspedes.

En una década de ausencia, la cantante ha realizado otros discos, de los cuales dijo ha defendido su propuesta, puesto que hace 20 años, cuando comenzó, los puristas del flamenco tenían opiniones divididas sobre su concepto.

“Ahora es un poco más abierto, más para el mundo, no tan cerrado; sí que había crítica, pero después de 20 años ese problema no existe, tampoco era un problema, sólo eran opiniones distintas de los puristas del flamenco por miedo a que se pierda un poco el género y demás”.

“Cuando uno hace lo que le gusta verdaderamente y lo siente no hace falta nada, se siente a gusto y mostrando su verdad; al final el público es sabio, tiene su forma de respirar la verdad y la naturalidad del artista, y cuando es verdadero siempre sale a flote, como dice Lola Flores: “La verdad es como una gota de aceite en un vaso de agua, siempre sale a flote”, y siento que en verdad es así”.