La vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Sharon Cuenca Ayala, destacó que la aplicación del Horario de Verano evitó que se arrojaran a la atmósfera 468 mil toneladas de bióxido de carbono, principal contaminante de efecto invernadero y que contribuye al calentamiento global.

En este marco, celebró que al concluir el Horario de Verano, además de disminuirse los impactos negativos al medio ambiente, también se lograron cuantiosos ahorros de energía, además de favorecer a la economía, al evitarse la quema de mil 313 barriles de petróleo crudo.

Para ilustrar el ahorro de energía obtenido de abril a octubre que duró el programa, dio a conocer que este año los ahorros fueron suficientes como para abastecer el consumo eléctrico de 593 mil hogares durante todo un año, con un consumo promedio de 289 kilowatts hora al bimestre.

Otro dato que ayuda a dimensionar los beneficios de este programa, abundó la representante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), es el equivalente al consumo de energía de 10 millones de lámparas fluorescentes compactas con focos ahorradores, encendidas las 24 horas durante un año.

Asimismo, dio a conocer que los ahorros estimados este año son de mil 030 gigawatts hora, cifra que equivale a un ahorro de mil 420 millones de pesos.

Cuenca Ayala recordó que México incorporó el Horario de Verano en 1996, con base en diferentes estudios elaborados por el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica y otras instituciones que estimaron una reducción en el consumo de electricidad, equivalente a uno por ciento del consumo anual del país en ese año.