El Infonavit tendrá en 2017 nuevos productos y una supervisión más estricta para que los recursos de los trabajadores se inviertan mejor, además de que apostará a la capacidad emprendedora de la gente.

El director del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), David Penchyna Grub, aseguró que se fortalecen los portafolios crediticios en beneficio de los derechohabientes, “para poder construir esquemas financieros que atiendan a los trabajadores de menores ingresos".

Al presentar a Rocío Clara Terán Cruz como delegada regional en Chiapas, comentó que al no recibir subsidios del gobierno, se tiene que empezar a construir acciones como las del Infonavit, "que coloca créditos arriba y con eso apoya a los de abajo”.

El funcionario añadió que ello se hará en todo el territorio nacional y no sólo en las entidades que por su situación económica se reflejan en la mayor colocación de créditos, sino en aquellas, como Chiapas, en las que el papel social del Instituto juega un rol aún más significativo.

Señaló que seguirán trabajando para bajar el índice de la cartera vencida, “habrá más eficacia en la cobranza social, generando alternativas al derechohabiente que por alguna razón dejó de pagar, el Instituto le ofrecerá esquemas para que no pierda su patrimonio”.

En conferencia de prensa, tras la presentación de la nueva delegada, adelantó que la reunión de este día con el gobernador de la entidad, Manuel Velasco, reforzará la labor de la construcción de la vivienda, aunque recordó, que el Infonavit no construye casas.

“Lo que hace es impulsar el financiamiento de los trabajadores, principalmente a quienes por sus bajos ingresos no podrían acceder a créditos hipotecarios con la banca comercial”, apuntó Penchyna Grub.