El editor estadounidense Joseph Pulitzer, creador de los prestigiosos premios Pulitzer, es recordardo al cumplirse 105 años de su muerte, ocurrida el 29 de octubre de 1911, como un referente del ejercicio periodístico.

Joseph Pulitzer nació en Makó, Hungria, el 10 de abril de 1847. Desde su infancia, mostró su inclinación por las armas y la carrera militar. Sin embargo, llegada la época de alistarse como cadete, el Ejército húngaro lo rechazó por sus malas condiciones físicas.

Según el portal www.mcnbiografias.com, en 1864 llegó su gran oportunidad, cuando delegados estadounidenses del Ejército de la Unión llegaron a Hungría para reclutar voluntarios.

En 1868 empezó a trabajar para un periódico en alemán, "Westliche Post" de San Luis. Por esos años se unió al Partido Republicano, del que fue elegido para la Asamblea del Estado en 1869.

Tres años después, Pulitzer compró el periódico en el que trabajaba, así como el "St. Louis Dispatch"; Fusionó los diarios, que dieron como resultado "St. Louis Post-Dispatch", donde se desarrolló como portavoz del hombre corriente con exclusivas y un acercamiento a la noticia populista.

En 1883, Pulitzer adquirió el "New York World", al que dirigió hacia historias de interés humano, escándalos y sensacionalismo. De acuerdo con el sitio web canalhistoria.es, sus campañas populistas y novedades formales como el uso intensivo de ilustraciones lo convirtieron en el diario más vendido del país.

En 1887 sufrió un colapso que hizo temer por su vida. Salió del hospital con graves dificultades motrices y un principio de ceguera que se agravaría con los años.

No obstante, ese estado no le impidió seguir impulsando los medios de comunicación de su propiedad. Por otra parte, donó un millón de dólares a la Universidad de Columbia, con el propósito de poner en marcha una Escuela de Periodismo, la primera de su clase, según el sitio www.buscabiografías.com. Precisamente esta institución sirvió de plataforma para que, a partir de 1917, se concedieran anualmente los Premios Pulitzer.

El magnate de la prensa falleció el 29 de octubre de 1911, mientras reposaba en Charleston. Sus restos fueron trasladados poco después al Cementerio Woodlawn, de Nueva York, donde se fijó el lugar de su enterramiento.