Las empresas de retail en Chile han destacado la Noche de Brujas como la quinta fecha más rentable para su sector, tras las celebraciones de Navidad, Fiestas Patrias, Día de la Madre y Año nuevo.

Según la encuestadora GFK Admark, 25 por ciento de los chilenos reconoce que celebra esta festividad hace más de 10 años y gasta en promedio una cifra cercana a los 30 mil pesos chilenos (46 dólares).

El estudio reveló que 73 por ciento compra dulces, 37 por ciento sale a las calles a pedir dulces con sus hijos, 27 por ciento decora su casa y 22 por ciento asiste a fiestas de disfraces alusivas a la fecha.

Sin embargo, 20 por ciento de los consultados manifestó que le molesta la celebración fundamentalmente por no tener nada que ver con las raíces de este país andino. Mientras que, 89 por ciento aseguró participar de la fiestas por que los niños lo disfrutan.

En ese sentido, la compañía Falabella aseguró al portal electrónico La Tercera que debido a la demanda “hace unos años decidimos incorporar una propuesta de disfraces y accesorios para niños de todas las edades”.

Walmart Chile, en tanto, aseguró al mismo medio que por motivos de la fuerte entrada de esta festividad al mercado chileno “nos ha llevado a que las categorías asociadas a esta campaña hayan aumentado, no solo en confites, sino que en accesorios y decoración”.

La gerente comercial de Dunkin’ Donuts Chile, María Isabel Serrano, afirmó: “hoy es una de las fiestas más esperadas por el público. Nos preguntan que ofreceremos para esta fecha, la que es sin duda la que tiene mejor resultados para nosotros”.