Alfredo Antúnez Pineda, director de la Escuela Superior de Música (ESM) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), aseguró que esa institución tiene un decoroso nivel en el contexto internacional de instituciones de su tipo, por ser de alto rendimiento y estar a la vanguardia en materia de tecnología aplicada a la música.

Los alumnos egresan perfectamente capacitados para formar coros y orquestas, grupos y ensambles, y para dar clases o componer sus propias obras. La parte sustantiva, que es la educativa, está a la par de las mejores escuelas del mundo, sostuvo ante Notimex.

“Eso ha sido reconocido por profesores de Estados Unidos y Europa que han venido a dar clases magistrales”, completó.

Entrevistado en ocasión del 80 aniversario de la ESM, de donde egresó en la década de los años 80 como Licenciado en Composición, añadió que la escuela aprovecha al máximo todas las bondades de la tecnología, entre otras cosas, para la elaboración de partituras, que en su época tardaba meses en hacer y hoy elabora en pocos días.

Talento hay, aseguró, y aceptó que de la totalidad de mexicanos, el que no canta, baila y si no, toca algún instrumento, ya sea de manera profesional o por mero gusto.

“Lo que falta es potencializar ese talento, promoverlo y proyectarlo al mundo; en cinco o 10 años México va a tener instrumentistas y compositores como los mejores del mundo”, añadió.

“En la actualidad, el músico mexicano tiene un papel muy importante en el país y fuera de él. Ya se ha disipado el prejuicio social de que se estudiaba música como pasatiempo, por herencia familiar o por falta de capacidad y talento; Hoy, un músico de carrera, que ha sido formado para ofrecer conciertos, ocupa un sitio preferente en la sociedad”, acotó.

Antúnez, quien cumple un periodo de cuatro años en la dirección de la escuela, el cual inició en marzo de 2015, aseveró que la ESM va por buen camino en sus metas, tanto en materia de digitalización de acervos como en los planes de estudio, por lo que toda la comunidad, maestros, alumnos y empleados, están de plácemes por su 80 aniversario.

En ese marco, explicó que del 4 de noviembre al 3 de diciembre se llevarán a cabo conciertos, conferencias, exposiciones, y muchas actividades más. “La programación de aniversario contribuye a la dinámica escolar y académica de alumnos y maestros de la institución, y tiene el ánimo de no interferir en las clases y en la formación de músicos”.

Como sedes de esas actividades citó a la misma Escuela Superior de Música, al Centro Nacional de las Artes (Cenart), al Conservatorio Nacional de Música (CNM) y al Palacio de Bellas Artes. “Para tomar parte en esta programación han sido convocados alumnos, exalmunos, profesores, investigadores y músicos que ejercen alrededor del mundo”, dijo.

Como ejemplo de lo que espera al público que asista a la celebración, citó la conferencia inicial “Estrategias de comunicación y difusión para artistas. Una visión musical actual”, que impartirán Sandra Ontiveros, Esther Gurrión, Liza Herrejón y Cristina Barragán, en la ESM el próximo viernes 4 de noviembre con entrada libre general.

Recitales de guitarra, un concierto operístico y otros más a cargo de la Banda Sinfónica de la ESM, así como de los maestros de la escuela, otro de celebraciones y uno más de los ensambles del plantel, forman parte del programa de celebraciones.

Asimismo, la conferencia magistral “Una retrospectiva a los 80 años”, que impartirá el maestro Juan José Escorza en la ESM el 11 de noviembre, se suma a la fiesta.