El comisionado del INAI, Francisco Javier Acuña Llamas, destacó la importancia de amalgamar los derechos al debido proceso judicial y al acceso a la información pública, para no perjudicar indebidamente a las personas.

Al participar en el panel “Límites en la apertura de información judicial”, en el marco del Seminario Internacional de Transparencia y Estadística Judicial 2016, advirtió que los datos personales de quienes están indirectamente involucrados en juicios, deben cuidarse.

Según informó en un comunicado el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), el comisionado Acuña señaló que se trata de dos derechos que deben ser protegidos:

El derecho a contar con un juicio justo y el derecho de la ciudadanía a saber cómo se juzgan los delitos, pero con el debido resguardo de los datos de quienes no están directamente involucrados.

“Debe haber una protección debida a quienes tienen que ir a juicio, aunque no provocaron el juicio, ni serán los afectados directamente por el juicio. En un juicio hay una persona que es voluntariamente pública y puede merecer publicidad mayor”, explicó.

En ese sentido, el INAI, al resolver sobre estos casos, permanentemente hace valer los límites jurisdiccionales. Destacó que la ponderación es el camino, porque no hay regla que sirva perfectamente para ello.

No obstante, como criterio general señaló que la información es pública y sólo se reserva por un periodo específico, en algunos casos, cuando su difusión pueda causar un daño mayor e irreparable, que el bien de conocerla.

Por ello, una de las mejores soluciones que se han encontrado son las versiones públicas, que permiten garantizar el derecho de acceso a la información en asuntos judiciales.

“La versión pública es el justo medio, es la mejor de las soluciones, ya que antes operaba el todo o nada, era la regla que dominaba esto” y por ello convocó a defender este mecanismo, “porque es una conquista grande que el derecho reconoce”.