La Secretaría de Medio Ambiente federal llamó a gobernadores y presidentes municipales a invertir en sistemas que conviertan la basura de las ciudades en energía, que se podría utilizar para las actividades de alumbrado público y bombeo.

El subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la dependencia, Cuauhtémoc Ochoa Fernández, destacó que fomentar el máximo aprovechamiento de la basura urbana en coordinación con estados y municipios es propósito de la actual administración federal.

Planteó que si los 378 basureros existentes en los 339 municipios más habitados del país contaran con sistemas para la quema de biogas en 2018 se podría cumplir la meta de reducción de dióxido de carbono en esos espacios planteada para 2030.

Ochoa Fernández detalló que “el sector residuos tiene como objetivo la mitigación de 13.35 millones de toneladas de Co2 equivalente por captura y quema de biogas en rellenos sanitarios a 2030. Asimismo, de 0.65 millones de toneladas de Co2 equivalente por evitar la quema de residuos a cielo abierto”.

En el XIV Congreso Internacional del ICLEI-Gobiernos Locales por la Sustentabilidad, en el Senado de la República, el funcionario explicó que los desechos “pueden ser tratados mediante quema de biogas o tratamiento térmico (combustión) para generar energía eléctrica y solventar las necesidades municipales de alumbrado público y bombeo”.

Estimó que la inversión necesaria para lograrlo es de unos cuatro mil 276 millones de pesos al año y requeriría como principales acciones el saneamiento de 72 sitios controlados y 158 sitios no controlados, la construcción de 231 rellenos sanitarios y el equipamiento de 362 rellenos para la captura y la quema de biogas.

Cuauhtémoc Ochoa remarcó la necesidad de que municipios y gobiernos estatales inviertan en modelos regionales, metropolitanos o intermunicipales y en tecnología que fomente el aprovechamiento material y energético de los residuos para lo cual, dijo, también es necesaria la participación de los sectores privado y social.