Autoridades de Baja California Sur impulsan la certificación sanitaria de la Laguna San Ignacio, y en enero de 2017 iniciarán los muestreos de su cuerpo de agua para lograr una mejor comercialización de su producción pesquera y acuícola.

El subsecretario de Pesca y Acuacultura estatal, Fernando García Romero, señaló que al reunirse con representantes de diversas cooperativas pesqueras, les explicó los beneficios y trabajos que implica este proceso, que requiere una inversión de 600 mil pesos.

El funcionario sostuvo un encuentro con representantes de cooperativas pesqueras de comunidades como San José de Gracia, El Dátil, El Delgadito, La Laguna de San Ignacio y El Cardón, a quienes se les explicó que para ello se necesita un periodo de un año.

Destacó que además de fortalecer la infraestructura y equipamiento del sector, se requieren asimismo acciones que favorezcan las condiciones para que la producción sudcaliforniana se comercialice a mejores precios en beneficio de los productores y sus familias.

Además de este tema, dijo, se atienden otros aspectos como la falta de infraestructura para la conservación y valor agregado a la producción, para lo cual se planteó en su momento la necesidad de generar, entre todos, proyectos de beneficio regional.

García Romero informó que en esa zona operan 20 unidades económicas, de producción pesquera y de producción acuícola, destacando además que las pesquerías que prevalecen son las de abulón, langosta, diversas especies de escama, caracol, pata de mula y almeja pismo.