El ministro alemán del Interior, Thomas de Maiziere, pidió hoy a los ciudadanos presentar su denuncia en caso de ser víctimas de los llamados payasos del miedo, con quienes se han relacionado unos 370 incidentes durante octubre en el país.

A pocos días de celebrarse la noche de Halloween, De Maiziere exigió acciones decididas y rápidas contra los denominados payasos del miedo. “Uno debe combatir esto tan pronto como sea posible y hacer frente a los autores de manera dura y con tolerancia cero” dijo.

“Las personas están seriamente amenazadas con violencia y esto debe ser castigado”, dijo y añadió: “esto no tiene nada que ver con las costumbres inofensivas de Halloween”.

El aumento del número de incidentes con payasos del miedo en Alemania ha sido considerable, pero solo si la gente levanta denuncias penales, la policía y el poder judicial pueden actuar.

“El arte de un payaso es hacer reír a los demás y esta expectativa está siendo groseramente mal utilizada por los payasos espeluznantes para extender el miedo. Cuando los hombres enmascarados además llevan motosierras o cuchillos, la diversión se termina inmediatamente”, aseguró.

Se teme que en la noche de Halloween se repitan actos violentos como el sucedido el pasado lunes en esta capital, donde un joven, de 16 años, disfrazado de payaso y armado con un martillo, intentó aterrorizar a otros jóvenes.

Un chico de 14 años de edad, que formaba parte del grupo al que el presunto payaso quería asustar, sacó un cuchillo y se lo clavó. “Pasó lo que nos estábamos temiendo, que todo esto escalase”, afirmó a su vez Thomas Neuendorf, portavoz de la policía de Berlín.

Casos graves se habían repetido en diferentes ciudades del país. En Duisburg, una ciudad del estado de Renania del Norte-Westfalia, otro payaso atacó con un bate de béisbol a un hombre de 30 años y le provocó graves contusiones.

Solamente en ese estado, que conforma la parte más occidental de Alemania, se registraron 88 denuncias de esta índole el pasado fin de semana.

Una tendencia que se extendió por todas las zonas. En Múnich, otro niño de 10 años salió corriendo al ser atacado por un payaso armado con una sierra eléctrica.

La población, ante la ola de ataques, creó muros en plataformas sociales para hacer frente a estos payasos del miedo, hay páginas como la “Stopp den Grusel-Clown”, que sería lo mismo que “parar a los payasos terríficos”.

Un estudio publicado el miércoles pasado por una agencia de prensa alemana reveló que la policía registró por lo menos 370 incidentes relacionados con payasos del miedo en el trascurso de este mes.

Los incidentes van desde simples avistamientos de supuestos payasos a ataques probados y reales con cuchillos u otras armas.

En un comunicado, la Asociación Alemana de Payasos reaccionó con indignación ante las agresiones por considerar que esta situación daña su imagen profesional.

“Los chistes de payasos nunca fueron a expensas de ser agresivos con los demás sino que son personajes positivos que quieren "dar momentos de colores" y de animación para niños y adultos”, asentó.