"¡Alucina! Mi vida con Frank Zappa", de Pauline Butcher. Un mosaico de memorias divertidas y apasionantes sobre los años dorados de la cultura underground y uno de sus gurús, Frank Zappa. Londres. 1967. A Pauline su sueldo apenas le alcanza para vivir en la mágica metrópolis contracultural de los años sesenta.

La autora, nacida en 1947, tenía 21 años y era secretaria. Pero un inesperado encuentro cambiará su vida: Frank Zappa solicitó sus servicios como mecanógrafa para transcribir con urgencia las letras de las canciones de su álbum "Absolutely Free". Ese encuentro marcó a Pauline, y aceptó ir a Los Angeles para ser parte de "The Mothers of Invention".

Pasmada, sin dar crédito a cuanto pasaba a su alrededor, la mecanógrafa, se convirtió en testigo de los encuentros de Zappa con Eric Clapton, Mick Jagger, Marianne Faithfull, George Harrison y Captain Beefhearth, y asistió a los extáticos ensayos del grupo por los que desfilaron toda suerte de artistas, farsantes, tunantes, drogotas y tiernos soñadores.

*****

"La industria de la felicidad", de William Davies, es un ensayo más que demoledor, pues enfrenta al lector a una gran pregunta que lo hace cimbrar: ¿En la sociedad globalizada actual, estamos obligados a ser felices? Y no conforme con esa punzante interrogante, el autor añade: "Es más, ¿quién dicta qué es la felicidad? Tener o ser, esa es la cuestión...".

Hoy día parece como si estuviéramos obligados a ser felices. Tanto los Estados como el mercado y la tecnología animan a dejar atrás el malestar (y de paso la inconformidad) y a disfrutar (sin protestas) el presente. Pero, ¿eso es la felicidad? Este libro es un antídoto contra esas frágiles obras de superación personal que atestan las mesas de novedades.

Davies recorre los pasillos de las empresas, laboratorios y oficinas gubernamentales para descubrir cómo se construye la noción dominante de felicidad, cómo se mide, y cómo se vende. En el camino, el autor dibuja un implacable retrato del capitalismo contemporáneo y delinea otra idea de felicidad, acaso menos rentable, pero tal vez más esperanzadora.

*****

"Trópico", de Rafael Bernal, despliega con asombroso vigor todos los destellos de una prosa exacta y una perspicacia sutil. Hay dos escenarios, el interior y la costa de Chiapas, que encarnan alegóricamente la pureza serrana y la corrupción cenagosa, el vicio y la virtud. La presente es una edición nueva, fresca, con prólogo de Juan Pablo Villalobos.

Atrapados en esa dualidad fatídica, los individuos se alzan o derrumban frente al mal. No tienen escapatoria, pero son los dueños de sus actos, los amos y esclavos de su destino. Esa paradoja es la vida y es este libro, cuya primera edición, que es la mejor colección de cuentos de este autor, fue publicada por el sello Jus en 1946. Desde entonces es un éxito.

Precursor de varios géneros literarios, viajero, activista político, diplomático, doctor en filosofía por la Universidad de Friburgo, periodista, productor de cine, dramaturgo y autor de más de 20 libros, Rafael Bernal (Ciudad de México, 1915-Berna, Suiza, 1972) es uno de los más grandes escritores mexicanos y quizá el más injustamente desdeñado.

*****

"La nación desdibujada", de Claudio Lomnitz, quien ha logrado plasmar su lúcida mirada con respecto a este gran país. La obra reúne 13 ensayos (y un bonus track) sobre México en la era del neoliberalismo y la globalización, Ayotzinapa, Mamá Rosa, Oscar Lewis, el sismo del 85, la transición a la democracia, Octavio Paz, y los mexicanos de ambos lados.

En sus páginas, deambulan también las repetidas crisis económicas por las que ha pasado México, Carlos Chávez, el atribulado pasado de algunas naciones latinoamericanas, el desconcertante e incierto presente de millones de personas. Todo esto y todos ellos son los protagonistas de este libro que revela a través del análisis inteligente temas de hoy.

"La nación desdibujada" plantea al lector un recorrido crítico por la realidad mexicana actual siguiendo la pista de sus iconos, populares y oficiales, y de los acontecimientos que la han convertido en lo que es. Lomnitz identifica la progresiva neoliberalización del país como una de las causas por las que la población lleva el ritmo de vida que lleva.

*****

"Mamá duerme sola esta noche", de Agustín Monsreal, es un florilegio. El primer relato es una exclamación canina cuya brevedad aborta todo comentario. Mejor ver el segundo, la larga odisea de cuatro individuos que recorren los procelosos mares de la noche en busca de la Ítaca imposible o, tal vez, simplemente quimérica. Tanto como la vida misma.

El objetivo de esos hombres es ofrecerles unas dulces serenatas a sus respectivas mamás, pero el horizonte del amor filial se va diluyendo a medida que las incontinencias de la ciudad van aflojando unas voluntades nunca demasiado firmes. Atrapados por la lógica de una parranda febril, Bernabé, Tito, Albino y "El Oruga" visitan varios tugurios.

Bailan sin entusiasmo la danza de la seducción retribuida. Conocen y palpan a damas memorables destinadas al olvido, entre ellas la "Cuadrafónica", un festival de turgencias y elocuencias que les muestran el paraíso de la tentación. Avanzan, dudan, discuten, retroceden y oscilan entre la santidad de sus viejecitas, sus novias y esposas, y la carne.