El director general de Monsanto Latinoamérica Norte, Manuel Bravo, aseguró que la reciente fusión de Monsanto y Bayer llevará a la mesa de los consumidores productos agrícolas más accesibles en su precio.

"Al contar con un portafolio mucho más integral de productos que ofrecer, se cuenta con mayor innovación y productividad que ofrece amplios inventarios y menores precios", aseguró.

Reiteró que los más beneficiados con este tipo de fusiones son los consumidores, aunado a que las tecnologías ahora son más sustentables; "lo que a todos nos ayuda porque se observa menos crecimiento del área agrícola".

En entrevista, expuso que al sumar la capacidad de innovación y desarrollo de Monsanto con Bayer, se hace una sinergia; lo que se busca es innovar y contar con soluciones de manera rápida.

En septiembre pasado se dio a conocer que la alemana Bayer, líder en la fabricación de agroquímicos pagará por la estadounidense Monsanto 66 mil millones de dólares con lo que se crea el proveedor más grande del mundo pesticidas y semillas.

El directivo de Monsanto LAN, aseguró que de no aplicarse actualmente la biotecnología en la producción de alimentos se necesitarían 110 millones de hectáreas adicionales de agricultura para los volúmenes actuales.

Esas 110 millones de hectáreas, puntualizó, equivalen a cinco veces la tierra arable del territorio mexicano.

"La biotecnología y lo que representa permite producir más, al grado que hoy en día es innecesario extender la frontera agrícola", aseguró Bravo.

Dijo que los trabajos de biotecnología, referentes a vegetales, permiten contar con productos con mayor resistencia a virus y hongos, con buen sabor y vida en anaquel más larga.