El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aplazó hoy la instalación de la mesa pública de diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), hasta que ese grupo libere al excongresista Odín Sánchez.

En una declaración a la prensa, el mandatario colombiano ratificó la voluntad de diálogo del gobierno para buscar una salida negociada al conflicto con ese grupo armado.

“He dado instrucciones al equipo negociador con el ELN de que suspenda su viaje a la ciudad de Quito (Ecuador). La instalación formal de la Mesa Pública con ese grupo queda aplazada hasta tanto se libere sano y salvo a Odín Sánchez”, aseveró el jefe del Estado.

Santos agregó: “Quiero reiterar toda la disposición, toda la voluntad del gobierno nacional para avanzar en este proceso”.

Finalmente Santos agradeció a su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, por la comprensión y los buenos oficios en favor de los diálogos entre el gobierno de Colombia y esa guerrilla.

“Acabo de llamar al presidente Rafael Correa, a quien le he agradecido su comprensión y toda su colaboración para avanzar en estos diálogos, y por supuesto le he informado en detalle de esta decisión”, puntualizó el jefe del Estado colombiano.

El inicio formal de los diálogos de paz con el ELN estaba programado para este jueves en Quito, después que las partes lograran definir la agenda en un trabajo reservado que duró más de dos años, en el exterior.

El ELN es la segunda fuerza insurgente que opera en Colombia, con menos de tres mil hombres en armas, después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el Ejército del Pueblo (FARC-EP).