Elementos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la Secretaría de Marina reubicaron mil 309 huevos de tortuga marina y liberaron a 90 crías de la especie golfina en la Reserva de la Biósfera “Meseta de Cacaxtla”, Sinaloa.

Luego de una denuncia por presunto saqueo, en un operativo que duró tres días, los efectivos recorrieron 32.29 kilómetros de playas, hicieron revisiones a las personas pero “no se encontraron infractores o saqueadores, como lo señalaba la denuncia en los medios de comunicación”.

Los huevos fueron reubicados en las playas del campamento tortuguero de la zona, refirió la Profepa.

Profepa recordó que en las playas de Sinaloa desovan tortugas marinas de las especies Carey (Eretmochelys imbricata), Prieta o Negra (Chelonia agazzissi) y Golfina (Lepidochelys olivacea), enlistadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de peligro de extinción.

En otras acciones, la procuraduría ambiental clausuró el Hotel Stone en Acapulco, Guerrero, por obras de construcción y relleno en zona de humedales sin contar con autorización.

Los inspectores de Profepa encontraron evidencia de daño a especies de mangle rojo y blanco, así como al hábitat de fauna característica del lugar y se constató remoción de vegetación en una superficie de 984 metros cuadrados.