Tras haberse presentado en Microteatro en su primera temporada, la puesta en escena "El viaje de Ali" prepara su regreso a los escenarios ahora en el Teatro La Capilla, foro en el que tendrá el reto de transmitir el mensaje de entendimiento entre padres e hijos.

El montaje se presentará en la Sala "Novo" y ofrecerá funciones únicamente los días 6, 13, 20 y 27 de noviembre, bajo la codirección de MariCarmen Núñez Utrilla y Verónica de Alba, esta última además de actuar, también es responsable del guión.

Una de las peculiaridades de la segunda temporada es que extenderá su duración, pues en formato microteatro sólo disponía de 15 minutos para llegar al público con su mensaje, y ahora serán poco más de 45 minutos de función.

"En realidad este proyecto, desde que surge la idea de hacerlo, era para una versión normal de 50 minutos. Metimos la carpeta a teatro La Capilla y nos dieron luz verde para tener una temporada, estamos muy contentos de poder presentar este proyecto en teatro ya en una versión larga, es una obra muy divertida y con un mensaje que es importante transmitir a los niños y los adultos", expresó De Alba en entrevista con Notimex.

Esta obra, apta para toda la familia, fue bien recibida por el público durante su primera etapa, ya que las marionetas de la historia atraparon la atención tanto de los niños como de los adultos.

La historia de la obra se centra en "Ali", quien tiene siete años y es una niña parecida a muchas otras, pero desde hace tiempo todo se ve diferente ya que está enojada y triste, el mundo le parece un poco loco, no sabe qué es lo que le pasa.

A sus papás no parece gustarles nada de lo que hace, hasta que una noche "Ali" explota después de muchos días y algo cambia para siempre.

Un ser mágico aparece en su habitación para mostrarle la importancia de reconocer sus emociones y usar su energía para percibir el mundo de manera distinta. "Ali" descubre que puede ser feliz y hacer feliz a los demás.

"Nuestro reto ahora es lograr que el discurso sea sólido y crear que el personaje sea interesante de ver y atrape en lo que estamos trabajando. Por el asunto del tiempo tenía que ser acelerado, pero ahora mientras se mantenga la atención, el mensaje se transmite", detalló.

En cuanto a priorizar a quién le debe llegar primero el mensaje de la obra, expresó que en general a todos los adultos.

"Tenemos que hacernos responsables del desarrollo de los niños en general, los adultos, los maestros, los tíos, todos somos responsables de hacer niños más conscientes, porque van a ser los adultos que van a convivir y que van a seguir desarrollando el mundo".

"El viaje de Ali" siempre se pensó que fuera montado con marionetas, y esta es la primera obra en la que Verónica de Alba se mete de lleno tanto en la producción como en la escritura, la dirección y la actuación.

La actriz espera que la puesta en escena logre extender su temporada hasta diciembre y entre los planes para el siguiente año está llevarla a diversas escuelas primaria, ya sea públicas o privadas.