Personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) controló una fuga de combustible e incendio, ocasionados por una toma clandestina localizada a la altura del poblado La Soledad, en el municipio de Río Bravo.

El vocero de Pemex en Reynosa, Eloy Olivares Bocanegra, refirió que personal de contraincendio puso activo el Plan de Respuesta a Emergencias para controlar este tipo de eventos.

Precisó que la toma clandestina se localizó en el citado poblado, paralelo a la carretera libre a Matamoros, sobre el ducto Cadereyta-Brownsville, ubicado en el municipio de Río Bravo.

Afirmó que el incidente, ya controlado, se presentó en una zona despoblada, en donde encontraron seis vehículos calcinados, por lo que se contó con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Protección Civil municipal.

El área jurídica de Pemex presentará la denuncia respectiva ante el Ministerio Público Federal, para efectuar las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades, precisó.

Explicó que este tipo de ilícitos son castigados con la mayor severidad, de acuerdo a la Ley para Prevenir y Sancionar los delitos cometidos en materia de hidrocarburos con penas que pueden llegar hasta los 25 años de prisión.