La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI continuará con los casos de los exgobernadores Roberto Borge Angulo y César Duarte, y se espera que la resolución se tenga antes de que concluya 2016, indicó Enrique Ochoa Reza, presidente nacional de ese partido.

En entrevista en la sede del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ochoa Reza sostuvo que esa instancia seguirá con todos los casos en curso sin burocratismo y de manera inmediata.

Sobre si habrá solución antes de que concluya este año, el dirigente priista confío que la resolución de la instancia partidaria esté lista antes de que termine el año en todos los casos.

Afirmó que esa comisión seguirá analizando los casos que tiene por atracción de los estados de la República, incluyendo los de Quintana Roo y de Chihuahua.

El líder partidista remarcó que la comisión está lista para procesar esos asuntos y lo hará del conocimiento de toda la ciudadanía a través de los medios de comunicación.

En cuanto a las críticas de la oposición de que es una “cortina de humo” en el caso del gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte, el líder priista aclaró que hay acciones muy contundentes en los 100 días que ha encabezado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI en cuanto al tema de la corrupción.

Recordó que acudió al Senado en la primera semana como presidente nacional precisamente para pedir que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atendiera de manera prioritaria los casos del blindaje de los gobiernos de Chihuahua, Quintana Roo y Veracruz.

En consecuencia, el máximo tribunal declaró la invalidez de aquellas reformas en Chihuahua y Veracruz, así como en Quintana Roo.

Además, la Comisión Nacional de Justicia Partidaria oportunamente atrajo los casos que estaban en comisiones estatales para atenderlos de manera inmediata.

El primer caso en la atención fue el de Veracruz y cuando todavía Javier Duarte estaba en funciones. Ahí la Comisión Nacional de Justicia Partidaria llevó a cabo el acto histórico de suspender del partido a un gobernador en funciones y ahora de manera reciente la comisión lo expulsó.

Enrique Ochoa pidió a las autoridades federales continuar las investigaciones correspondientes y que se cumplan las órdenes de aprehensión para que los corruptos terminen en la cárcel.

Sostuvo que la oposición está mal informada, pues la Comisión Nacional de Justicia Partidaria suspendió del PRI a Javier Duarte cuando todavía era gobernador en funciones, siguiendo lo establecido en los documentos básicos del PRI y respetando los derechos fundamentales de las personas involucradas se expulsó.

Enrique Ochoa remarcó que la expulsión de Duarte de Ochoa fue pública e invitó al PRD a que hacer los actos correspondientes de rendición de cuentas contra sus militantes, así como a sumarse a la construcción de un sistema Nacional anticorrupción que permita avanzar en esa materia con responsabilidad.