Estados Unidos incluyó hoy a nueve mexicanos en su lista de narcotraficantes especialmente designados, debido a sus vínculos con el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el grupo criminal de Los Cuinis.

Entre los indiciados por la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro figuran Nemesio Oseguera Cervantes “Mencho” y Abigael González Valencia, señalados respectivamente como los líderes de CJNG y Los Cuinis.

El director interino de la OFAC, John E. Smith, dijo que la acción de hoy golpea tanto a los círculos internos del CJNG y los Cuinis, porque está dirigida contra miembros de sus respectivas familias, cómplices de Oseguera y González.

Indicó que su oficina continuará trabajando de cerca con instancias de la iniciativa privada de México, “en nuestro esfuerzo por exponer, aislar e interrumpir las finanzas de los cárteles de droga mexicanos”.

Como resultado de la acción de este jueves, todos los activos y bienes que estos individuos posean bajo la jurisdicción de Estados Unidos quedan congelados, además de prohibirle a ciudadanos estadunidenses participar en transacciones con ellos.

Otros designados son Antonio Oseguera Cervantes, hermano de Nemesio, y el cuñado de este, Julio Alberto Castillo Rodríguez, a quienes Estados Unidos acusó de proporcionar apoyo material a las actividades de tráfico de narcóticos del CJNG.

Ambos fueron detenidos por autoridades en México en diciembre de 2015 y abril de 2016, respectivamente.

La OFAC reveló que Antonio Oseguera Cervantes cumplió una pena en prisión en los Estados Unidos tras su arresto en 1996 por cargos relacionados con drogas, al término de lo cual fue deportado a México donde regresó a la actividad del narcotráfico.

Cinco hermanos de Abigael: Arnulfo, Edgar Edén, Elvis, Marisa Ivette y Noemí González Valencia fueron designados por ofrecer apoyo material a las actividades de tráfico de narcóticos de Los Cuinis.

De estos, Elvis González Valencia se encuentra actualmente bajo resguardo de las autoridades mexicanas después de su arresto en enero de 2016.

Los dos indiciados restantes, Fabián Felipe Vera López y María Teresa Quintana Navarro, una abogada radicada en la ciudad de Guadalajara, fueron designados por proporcionar apoyo material a las actividades de tráfico de drogas de Los Cuinis.

Vera López cumplió también una condena en prisión en Estados Unidos después de ser arrestado en 1996 bajo cargos relacionados con el tráfico de metanfetaminas.