La banda mexicana María Robot promociona su álbum debut homónimo, el cual ofrece una propuesta musical que conjuga post punk, industrial y electrónico, principalmente, para evocar la dominación tecnológica pero sin perder el lado humano.

En entrevista con Notimex, el bajista Jorche Martínez señaló que su intención con este primer disco es traer referencias del pasado, como una especie de remembranza, pero con voz propia.

"Incluimos en nuestro disco ocho temas y tres piezas de arte sonoro, la mitad es en español y la otra en inglés, esto por cuestiones de fonética y por el concepto que abordamos. También contamos con algunas colaboraciones, de las cuales destaca Roberto Mendoza, de Panóptica Orquesta".

El grunge, la música electrónica, el new wave, entre otros ritmos son la influencia de esta agrupación emergente que toma su nombre de la cinta "Metrópolis", la cual aborda la deshumanización por los procesos industriales y su personaje principal es un robot llamado "María".

Jorche aseguró que actualmente la mayoría de las bandas de rock tienen propuestas similares, construidas a base de reciclaje.

"Cuántas bandas actuales no suenan a rock clásico, a Black Sabbath o Led Zeppelin, nosotros intentamos hacer algo diferente a partir de cosas establecidas, construir algo nuevo sin que suene a chile, mole y pozole, más bien lograr una propuesta original y con un sonido homogéneo".

Por su parte, la vocalista Adriana Yenerala recordó que para crear su proyecto musical tuvieron que hacer una intensa búsqueda para finalmente lograr el concepto que encajara con lo que querían expresar en la cuestión electrónica y orgánica.

"Con María Robot nos concentramos más en el sonido que en las letras, abordamos un poco los sentimientos oscuros que también son parte de nosotros y reflejamos una personalidad introspectiva".

Agregó que a través de su música también expresan sus sentimientos, pues nadie es un libro abierto y es difícil decir todo lo que quisieran, por eso lo hacen a través de sus temas.

Otros colaboradores en el álbum debut de María Robot son el artista sonoro Iván Esquinca Yáñez y la chelista islandesa Signý Bergsdóttir.

La grabación y la mezcla estuvieron a cargo de Marvin García en Pink Noise, y la masterización es de Andy "Hippy" Baldwin, en los estudios Metrópolis de Londres.