Más de un millón de personas en países de bajos y medianos ingresos han sido tratadas de hepatitis C con una nueva cura, que tiene una efectividad de casi 100 por ciento, informó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El revolucionario antiviral de acción directa (Daas) fue introducido hace dos años, pero había temores generalizados de que su alto precio lo dejaría fuera del alcance de los más de 80 millones de personas con hepatitis C en todo el mundo.

En un comunicado, la organización destacó que la tasa de curación del nuevo medicamento es superior al 95 por ciento, tiene menos efectos secundarios que las terapias previamente disponibles y puede curar la enfermedad por completo en tres meses.

A un precio inicial estimado de aproximadamente 85 mil dólares, el medicamento era inaccesible incluso en los países de ingresos altos, sin embargo fue alcanzable gracias a una serie de estrategias de acceso emprendidas por los países con el apoyo de la OMS.

Países de bajos y medianos ingresos -incluyendo Argentina, Brasil, Egipto, Georgia, Indonesia, Marruecos, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Rumania, Rwanda, Tailandia y Ucrania- están empezando a tener éxito en conseguir el medicamento para las personas que los necesitan.

Las estrategias incluyen la competencia de medicamentos genéricos a través de acuerdos de licencia, la producción local y la negociación de precios.

“Maximizar el acceso al tratamiento de la hepatitis C es una prioridad para la OMS”, afirmó Gottfried Hirnschall, director del Departamento de VIH de la OMS y del Programa Mundial de la Hepatitis.

“Es alentador ver a los países empezar a hacer progresos importantes. Sin embargo, el acceso sigue estando más allá del alcance de la mayoría de la gente”, apuntó.

Un nuevo reporte de la OMS titulado Informe Mundial sobre el acceso al tratamiento de la Hepatitis C, publicado este jueves, muestra que la voluntad política, la promoción y la negociación de los precios a la sociedad están contribuyendo a ello.

La hepatitis C es una enfermedad que causa la muerte a casi 700 mil personas al año en todo el mundo, lo que coloca una pesada carga sobre las capacidades y los recursos de los sistemas de salud nacionales.

Por ejemplo, en Egipto el precio de un tratamiento de tres meses se redujo de 900 dólares en 2014 a 200 dólares en 2016, refirió el informe del organismo.

“Pero todavía hay enormes diferencias entre lo que pagan los países. Algunos países de ingresos medios, que soportan la mayor carga de hepatitis C, siguen pagando precios muy altos”, indicó Suzanne Hill, directora de Medicamentos Esenciales y Productos Sanitarios de la OMS.

Sin embargo, se sigue trabajando en nuevos modelos de precios para estos y otros medicamentos esenciales pero caros, a fin de aumentar el acceso a ellos, añadió.

Entre los países de ingresos medios, el precio de un tratamiento de tres meses de sofosbuvir y Daclatasvir varía mucho, ya que los costos van desde nueve mil 400 dólares en Brasil a 79 mil 900 dólares en Rumania.

La OMS confió en que los países vayan actualizando sus directrices y continúen trabajando para eliminar las barreras de acceso, y que esos medicamentos estén disponibles de inmediato para todos aquellos que lo necesiten.