A partir del 31 de octubre y hasta marzo del 2017 se llevará a cabo la Campaña Nacional de Vacunación Contra la Influenza Estacional, dio a conocer la Secretaria de Salud federal.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Pablo Kuri Morales, indicó que en la temporada 2016–2017 se aplicarán 32 millones de dosis de la vacuna, y aclaró que el biológico no contiene virus fraccionados o subunidades purificadas del virus de la influenza, por lo cual “no causan la enfermedad”.

En conferencia de prensa, el funcionario de la Secretaría de Salud mencionó que para la próxima temporada invernal se espera un menor número de casos de influenza, con relación a los más de nueve mil 500 que se registraron en el periodo 2015-2016.

Por ello invitó a que la ciudadanía, y principalmente los grupos de población más susceptibles como menores de cinco años de edad, adultos mayores de 65, mujeres embarazadas y personas con alguna enfermedad crónica, se vacunen.

“En México esperamos en esta temporada de frío una baja circulación de virus de influenza AH1N1, con un mayor predominio del subtipo AH3N2, que es menos virulenta y su comportamiento de contagio también es más bajo”, subrayo.

Kuri Morales recordó que en la temporada de frío, que va de octubre a marzo, hay un incremento en las enfermedades respiratorias agudas en general, no solo de influenza estacional.

Por ello se pide reforzar las recomendaciones de lavarse las manos, evitar cambios bruscos de temperatura, abrigarse bien, no asistir a sitios concurridos y comer frutas y verduras, entre otras medidas.

El subsecretario indicó que sin un diagnostico confiable de padecer influenza no se debe consumir el medicamento Oseltamivir porque se puede crear resistencia a ese fármaco.

Por su parte, el director General de Epidemiológica, Cuitláhuac Ruiz Matus, dijo que México tiene uno de los mejores sistemas de vigilancia, en el cual para el caso de la influenza no se utilizan las pruebas rápidas.

Al respecto dijo que dichas pruebas dan una certeza de 50 por ciento, que es “un volado”, por lo que no son útiles para tener certeza sobre los casos, ante lo cual recomendó a la población no recurrir a ellas, porque sus resultados no son contundentes.