Los sistemas de comunicación, la diversidad sexual, la raza, la enfermedad, la autorrepresentación y el mito creado del propio colectivo, son temas que aborda la exposición “General Idea: Tiempo Partido”, que mañana abre sus puertas en el Museo Jumex de esta capital.

Se trata de la primera retrospectiva del colectivo canadiense General Idea en América Latina, en la que a través de 120 obras se ofrece un repaso por 25 años de trayectoria, a lo largo de los cuales han abordado temas como los citados.

En rueda de prensa, Gabriel Villalobos, asistente curatorial de la exhibición, detalló que la muestra abarca desde la formación del propio colectivo, integrado por A.A. Bronson (1946), Felix Partz (1945-1994) y Jorge Zontal (1944-1994), de 1969 a 1994, fecha en que los dos últimos artistas mencionados mueren de complicaciones por el Sida.

Indicó que el enfoque curatorial de la muestra, se desarrolla a partir de la idea del tiempo partido, el tiempo que muta, que no es lineal, aspecto central en la obra de General Idea.

El grupo, refirió, produjo un importante cuerpo de trabajo en diferentes soportes y formatos, que abrió nuevos caminos y continúa siendo una referencia para las actuales generaciones de artistas de todo el mundo.

Bajo la curaduría de Agustín Pérez Rubio, director artístico del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, “General Idea: Tiempo Partido” pretende ampliar el horizonte y la difusión del legado de General Idea a través de la amplia y ambigua idea del tiempo que tiene su trabajo, desde sus primeras piezas conjuntas hasta sus últimas obras en 1994, año en el que mueren Partz y Zontal.

En 120 obras elaboradas en todos los formatos: videoarte, fotografías, publicaciones, instalaciones y las ediciones múltiples de objetos de consumo masivo, dicha muestra aborda las siguientes ideas y temas.

El recorrido arranca con el final, en que se presentan obras póstumas al fallecimiento de Partz y Zontal en 1994, y a partir de ahí, se comienza a narrar el desarrollo de la obra del colectivo que inicia con proyectos de arte correo, de diseños arquitectónicos, poco a poco, incorporando la obra que los tres artistas habían estado creando, antes de ser colectivo.

Esta idea no lineal de la historia da el título a la exposición: “Tiempo Partido”. Es por ello que en la primera sala está una pieza de AA Bronson (Sin título), como homenaje a sus compañeros del grupo, que comparte espacio con “Pilot” (Piloto), una obra videográfica de recuento y quiebre entre los comienzos y la etapa de madurez del grupo.

De acuerdo con Pérez Rubio, en un principio, General Idea hizo obras relacionadas con su manejo del lenguaje de los medios de comunicación masiva, utilizando la cámara Portapak de Sony y el telex, además de establecer relación con otros artistas mediante el arte correo.

A partir de 1970 el grupo emprendió uno de los proyectos más significativos de su trabajo que evidencia la relación entre mito y tiempo: “Miss General Idea”, que forja gran parte de su práctica artística desde el performance ¿Qué ocurrió? (1970) hasta la destrucción en 1977 de “El Pabellón Miss General Idea 1984”.

“Miss General Idea” refleja la competencia como estrategia del mundo del arte para ganar y perdurar en el terreno artístico; el evento proviene de una acción popular, demostrando una vez más la relación entre lo real y lo artístico; entre lo que el arte imita y cómo es imitado, y su acción mitológica.

El colectivo constituyó este gran espectáculo de masas como antecesor de “The 1971 Miss General Idea Pageant” y estableció la genealogía de los concursos de belleza como su iconografía y su leyenda.

“La noción de tiempo en la obra de General Idea es la de tiempo mutante, que cambia y se modifica constantemente hasta hacernos llegar a un estado de pérdida.

Del mismo modo, su estructura, cuyo fin es la construcción del mito del propio grupo, utiliza el glamour y la iconografía como herramientas necesarias para reflejar pedazos de la realidad de una sociedad estandarizada en el capitalismo, en el cual inciden fuertemente con sus obras de sutiles e hilarantes ironías”, comentó Pérez Rubio.

Otro de sus proyectos icónicos es la revista “FILE Megazine”, que General Idea editó entre 1972 y 1989, una apropiación del diseño de la famosa revista “LIFE”, en la que colaboraron algunos de los artistas más radicales de la época como el colectivo “Art Language”, el escritor William S. Burroughs o los grupos musicales “Talking Heads” y “The Residents”, entre muchos otros.

General Idea utilizó la autorrepresentación como medio de expresión en sus obras, imágenes fetiche que los acompañaron a lo largo de su carrera. Algunas aparecieron en “FILE Megazine” y fueron realizadas ex profeso.

En diversos casos, son ellos mismos actuando y posando, y en otros son imágenes que los representan; como es el caso de la fotografía de la instalación “Reconstructing Futures” (Reconstruyendo futuros, 1977).

El colectivo fue además pionero en incorporar el tema del Sida en el arte; en 1987 los artistas tomaron las letras del acrónimo A-I-D-S (Sida, por sus siglas en español), y las reacomodaron en forma de un logotipo que replicaba la famosa pieza LOVE, hecha por el artista estadounidense Robert Indiana, en 1966.

Una de las piezas que destaca en la muestra es precisamente “Un año de AZT” (1991), compuesta de mil 825 pastillas a muro y que al final resultan un calendario de la enfermedad, el paso del tiempo y la disolución.

El trabajo relacionado con la crisis del Sida, desde fines de los años 80 hasta la muerte de Partz y Zontal, también involucraba mercancía y otros formatos reproducibles, en estas instancias estableciendo una conexión entre la crisis y el mercado por medio del concepto del virus.

Temáticas relativas al cuidado de la salud, la visibilidad de la identidad homosexual y el Sida se exploraron con dijes, globos y pastilleros, los cuales se hacen presentes en la exposición.

Los medios como carteles, revistas, libros de artista y videocasetes les permitieron a artistas de recursos limitados diseminar su trabajo, y constituyeron la forma de abordar las implicaciones de los medios masivos de comunicación y la cultura consumista.

Otro de los temas de General Idea fue la liberación sexual, explícita en obras en las que el sexo y la raza se leen bajo conceptos derivados de las lecturas pos y decoloniales. El proyecto El Dorado (1992), es el único trabajo realizado con fuentes y artistas de Latinoamérica.

Además de las obras en salas, “General Idea: Tiempo Partido” se expande a otros espacios del Museo Jumex.

En la Galería 1 está “Fin de siglo” (1994), una instalación, también autorrepresentativa, donde los artistas se convierten en tres pequeñas focas ubicadas en un no-tiempo o tiempo mítico, dentro de un paisaje glaciar romántico, basado en una pintura de Caspar David Friedrich.

En la Plaza del Museo Jumex se presenta “Pharma©opia” (1992), una reproducción gigante de tres píldoras antivirales, que comunica y evidencia la dosis que se tomaba de manera personal y a veces casi en secreto.

Esta obra es un recordatorio no sólo de las condiciones que vivieron en el pasado los enfermos de sida, sino también de la persistencia del virus en el tiempo presente. La exposición estará abierta hasta febrero del 2017 y en marzo viajará a Argentina.