El responsable de la Clínica de Osteoporosis, Climaterio y Menopausia del Hospital de Gineco Obstetricia del IMSS Jalisco, Juan Carlos Pérez Barba, dijo que prevenir la osteoporosis es evitar fracturas, que pueden ser incapacitantes e incluso mortales.

El especialista manifestó que la osteoporosis, "como su nombre lo indica, se caracteriza por la porosidad ósea que torna los huesos frágiles y por lo mismo más susceptibles a quebrarse".

Añadió que la evidencia más clara de su presencia es una fractura, siendo las de cadera las más frecuentes, aunque también se puede producir en la columna, con una tasa de mortalidad a dos años de 50 y 23 por ciento, respectivamente.

Explicó que la osteoporosis "va muy de la mano con el descenso en la producción de hormonas tanto femeninas (estrógeno) como masculinas (testosterona), y mientras que en las mujeres es súbita, en promedio a los 48 años, en los varones es progresiva".

Indicó que debido a que la población vive más, mujeres y hombres tienen huesos más expuestos al efecto de dichos descensos hormonales que los vuelven frágiles.

"Pero si a esto se suman malos hábitos como un pobre consumo de calcio en la dieta, ingesta de alcohol, tabaquismo y falta de ejercicio, el problema se hace más grave" señaló Pérez Barba.

Asimismo precisó que una mujer al ser muy delgada o presentar problemas de sobrepeso, puede acrecentar las probabilidades de presentar la enfermedad.

"Antes se consideraba la obesidad como un factor protector contra la osteoporosis, actualmente sabemos que no es así, las mujeres obesas tienen un importante riesgo de padecer osteoporosis, ya que esto nos va a dar una densidad ósea baja, es decir, el hueso se hace poroso y esto aumenta el riesgo a sufrir fracturas", dijo.

Aseveró que el consumo de vitamina D es fundamental para fijar el calcio a los huesos, "es lamentable que el contenido de ésta en la dieta de nuestro país sea prácticamente nulo".

"Esta vitamina está en pescados grasos como atún y salmón, que no existen en nuestro país, aunque en otro tipo de pescados también se puede encontrar, pero la deficiencia de vitamina D en nuestro país es sumamente importante" apuntó.

Pérez Barba resaltó además que un estudio llamado densitometría ósea, preferentemente a partir de los 55 años, es la manera más efectiva para conocer las condiciones en que se encuentra la salud de los huesos.

"Es muy sencillo y, de encontrarse alguna anormalidad, se prescriben suplementos de calcio y vitamina D al paciente" dijo.

Destacó que una mujer que se fractura la cadera "tiene 50 por ciento de mortalidad a los dos años, es decir la mitad de las pacientes con fractura de cadera mueren en dos años, es una mortalidad mayor que la de cáncer de mama".

"Esto es algo sumamente importante, pero además, de esa mitad de pacientes que no fallecieron, 80 por ciento no vuelve a caminar, de ahí la importancia de la prevención", afirmó.