El gobierno venezolano negó hoy haber convocado a una reunión de Cancilleres de los países que conforman el Mercado Común el Sur (Mercosur), ante un eventual encuentro en Colombia para examinar la crisis económica y política en Venezuela.

En una declaración, la Cancillería venezolana aclaró que no ha convocado a una reunión de Cancilleres para este miércoles 27 de octubre, en Cartagena de Indias, Colombia.

“En primera instancia, es necesario aclarar a la opinión pública internacional que de acuerdo con la normativa del Mercosur, cualquier reunión del bloque debe ser convocada por la Presidencia pro témpore en ejercicio que, durante este semestre, corresponde ejercer a Venezuela de acuerdo al artículo 12 del Tratado de Asunción y artículo 5 del Protocolo de Ouro Preto", explicó.

Advirtió que la potencial celebración de una reunión de Cancilleres del bloque sin ser convocado por su Presidencia pro témpore, ocurriría al margen de la legalidad del propio Mercosur.

Agregó que sus consecuencias serían “nulas e írritas, ya que además se estaría frente a una violación del artículo 37 del Protocolo de Ouro Preto, que señala taxativamente la regla del consenso y la obligatoriedad de la presencia de todos los Estados partes".

Al respecto, señaló que Venezuela, en pleno ejercicio de la Presidencia pro témpore del Mercosur, y como garante de su institucionalidad, rechaza cualquier intento por violentar la actual normativa del bloque.

Denunció una “nueva maniobra de la renovada Triple Alianza (Argentina, Brasil y Paraguay) para desprestigiar este importante bloque regional, y vulnerar sin éxito el espíritu integracionista de América del Sur”.

El canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, anunció que los cancilleres de Mercosur se reunirían en Cartagena de Indias, en el marco de la Cumbre Iberoamericana, para discutir la eventual aplicación de la Carta Democrática a Venezuela.

Venezuela enfrenta una prolongada crisis económica y política. Los miembros fundadores del Mercosur rechazan la presidencia de Venezuela.

El Mercosur fue fundado en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay; en 2012 Venezuela se convirtió en miembro pleno; mientras que Bolivia es considerado Estado parte desde 2015, con voz, pero sin voto.