El sistema bancario mexicano debe llevar a cabo una correcta administración de riesgos para reducir la incertidumbre y prepararse ante eventualidades que impactan la economía en su conjunto, aseguró la subsecretaria de Hacienda y Crédito Público, Vanessa Rubio Márquez.

Durante su participación en el Simposio de Administración de Riesgos 2016, organizado por la Asociación de Bancos de México (ABM), destacó la importancia de fortalecer la regulación y prácticas referentes a Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo.

Explicó que ello evitará que las instituciones financieras de otros países, particularmente Estados Unidos, terminen sus relaciones con clientes mexicanos.

La funcionaria reconoció los cambios positivos que ha experimentado la banca a raíz de la Reforma Financiera de 2014 y admitió que aún hay retos en materia de regulación, en los que ya trabaja el Gobierno de la República.

Asimismo, resaltó que es de suma importancia la colaboración entre diversos actores, tanto públicos como privados, para continuar fortaleciendo el sistema financiero del país.

Actualmente, el Índice de Capitalización de la banca comercial es de 14.9 por ciento, superior al estándar internacional de Basilea III, de 10.5 por ciento, y al de los socios de América del Norte, donde Estados Unidos muestra 14.3 por ciento y Canadá 14.1 por ciento.

Rubio Márquez expresó que la disminución de riesgos ha estado aparejada de una expansión del crédito y ambas son resultado de la reforma financiera de 2014.

Enfatizó que el saldo del crédito directo al sector privado creció a una tasa promedio anual real de 12.5 por ciento entre diciembre de 2013 y septiembre de 2016.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó en un comunicado que actualmente México ocupa la quinta posición en el indicador “Facilidad para obtener un crédito” del Banco Mundial.

En ese sentido, la subsecretaria de Hacienda reconoció la aportación del sector bancario y otros actores en la implementación de la reforma financiera de 2014.

También exhortó a los asistentes a seguir trabajando con las autoridades para construir un sistema financiero más vigoroso, sólido e incluyente, en beneficio de todas las familias mexicanas.