Dos historias protagonizadas por dos mujeres en épocas distintas son el hilo conductor de la primera novela de la arquitecta y escritora mexicana Ana Alicia Aguirre, titulada “Ola errante”, que propone al lector una reflexión en torno al libre albedrío y los roles en la modernidad.

En entrevista con Notimex, la autora detalló que su texto nace del amor por la literatura y de la necesidad de contar historias, pero también de la inquietud de profundizar en una problemática que afecta a las mujeres que forman parte de una generación donde destaca la libertad y la independencia.

“Vivimos -dijo- en un mundo en el cual el objetivo principal se ha vuelto ser una celebridad aclamada por sus logros y por el manejo de su independencia”.

Su personaje protagónico, Susana, surge de una reflexión propia, acaecida en el momento en que puso un alto temporal a su desarrollo profesional para cuidar de sus hijos.

Susana es un personaje que dialoga con Elena, quien vive en la época de los años 40, cuando México ingresó a la modernidad, a la industrialización; un tiempo en el que las mujeres salen a trabajar e inicia la lucha por la libertad individual.

Elena crece en un pueblo, educada para hacer una familia, sin embargo, la vida la lleva a la ciudad y el fracaso de su matrimonio la obliga a buscar empleo.

De acuerdo con la escritora, las dos historias se contraponen debido a que Susana, decide vivir esa realidad en un tiempo distinto.

En México, aseguró, actualmente la mujer tiene diversas posibilidades a su alcance, no obstante, aún se ve limitada y obligada a confrontar obstáculos al momento de ser madre.

Mediante reflexiones y descripciones de eventos intercalados por los protagonistas, “Ola errante” se centra en el vivir de una época a otra, con una estructura particular desarrollada a partir de fragmentos narrativos que el lector arma conforme avanza, apuntó Aguirre.

En esta obra, la autora retoma su formación como arquitecta para complementar la literatura, para ella ambas disciplinas configuran mundos y espacios que son recreados a través de las ideas, incluso la estructura del libro es una comunión entre ambas al analizar su estructura y la forma en que se unen los capítulos.

“El arquitecto Mies van der Rohe dice que la arquitectura comienza cuando se pone cuidado en unir dos tabiques. Asimismo la literatura inicia cuando se tiene cuidado en unir dos palabras. Se crea un sentido”, refirió.

Tras el lanzamiento del libro a cargo de Editorial Los Reyes, Ana Alicia Aguirre trabaja en otra novela y está entusiasmada con la idea de hacer un libro de cuentos.

Nacida en Guadalajara, Jalisco, Aguirre tuvo acceso desde pequeña a una gran biblioteca, al pertenecer a una familia integrada por ávidos lectores. Es arquitecta por la Universidad Anáhuac y maestrante en Letras Modernas por la Universidad Iberoamericana, así como coautora del libro “Madres”, que narra la parte irónica de la maternidad.