La reina Isabel II develó una estatua de su madre, mejor conocida como la reina madre de Inglaterra en una plaza de una ciudad modelo concebida por el príncipe Carlos.

En el poblado de Poundbury, Dorset, en el suroeste de Inglaterra el príncipe Carlos se dio a la tarea de mandar construir una ciudad modelo que cuenta con una plaza central, departamentos, escuelas y tiendas.

La ciudad está inspirada en la reina madre de Inglaterra casada con el príncipe Alberto que años después se convirtió en el rey Jorge VI. La reina madre falleció en 2002 a los 101 años de edad.

Durante la ceremonia de inauguración el príncipe Carlos, heredero al trono británico y quien fue muy cercano a su abuela agradeció a los arquitectos encargados de la construcción de la plaza central, “un proyecto que fue concebido hace 25 años”.

“Hace 25 años todo esto era un mero sueño para mucha gente”, señaló el príncipe durante la ceremonia de apertura.

El príncipe heredero comisionó la creación de la ciudad modelo en las afueras del pueblo de Dorchester con una plaza, departamentos y una réplica del Palacio de Buckingham en honor a su abuela la reina madre.

“Es un momento de orgullo para esta población una comunidad para tres mil personas que será una pieza central de esta extensión urbana del pueblo principal de Dorchester”, aseguró el heredero.

El príncipe Carlos concibió su ciudad modelo en 1989 en el libro “Una visión de Gran Bretaña” en donde propone la necesidad de crear y conservar el carácter único de ciudades y pueblos.

Poundbury fue concebida como un lugar utópico donde la comunidad puede caminar a sus lugares de trabajo y no hay clases sociales ni segregación.

Se espera que será completada en 2025 para una población de cinco mil personas y más de dos mil viviendas.