El Centro de Promoción Cultural del ITESO se sumó a la conmemoración del cuarto centenario de la muerte del escritor Miguel de Cervantes con la exposición “Fragilidad y belleza, un diálogo con El licenciado Vidriera”.

El coordinador de la Casa ITESO Clavigero y curador de la exposición, Gutierre Aceves, agregó que lo anterior es en el marco de la décimo cuarta edición del Festival Cultural Universitario.

Indicó que es una propuesta visual que integra diferentes tipos de vidrio, "no tiene que ver con una revisión de la historia del vidrio, es una actividad que tiene como fin sugerir algún diálogo con 'El licenciado Vidriera' (novela corta escrita en 1613)".

Detalló que la exhibición dialoga con dicho relato del autor español, en el cual Tomás Rodaja, el personaje principal, luego de un viaje por Italia obtiene su licencia en leyes en Salamanca.

"Era tal su dedicación al estudio que no percibió el amor que despertó en una dama, quien para conquistarlo le dio un fruto con una pócima de amor, al comerlo, le provocó creerse de vidrio y obsesionarse con el miedo a romperse", añadió.

Aceves precisó que la muestra reúne alrededor de 90 objetos de vidrio de los siglos XIX y XX ligados a las artes decorativas, a la ciencia o a la vida cotidiana, que fueron seleccionados por su fragilidad o por su belleza.

Está integrada por cristales de Bohemia, con sus distintivos cortes profundos; de la Granja, con su característica opacidad de blanco cuajado, así como por piezas de las fantasías del grabado de pepita, entre otros tipos de vidrio.

Destacó que hay objetos de uso cotidiano como lentes, vasos, canicas, y piezas de laboratorio, de las cuales 27 fueron prestadas por el Museo de Ciencia y Tecnología de la Unidad de Patología Clínica.

Aceves resaltó que en los muros de la Casa ITESO Clavigero hay algunos fragmentos de la novela corta de Miguel de Cervantes, con los cuales se trata de propiciar un diálogo con las piezas montadas y palabras que remiten a características del vidrio como la transparencia, por ejemplo.

Manifestó que en la planta baja del recinto se encuentran las piezas de carácter cotidiano, mientras que en la parte superior predomina la cristalería de laboratorio.

"Fragilidad y belleza, un diálogo con El licenciado Vidriera, es una exposición que conjuga piezas de vidrio de los siglos XIX y XX con la obra del escritor español y la entrada es libre", finalizó.