El Papa Francisco se mostró hoy cercano a los afectados por el sismo de la víspera y sus numerosas réplicas en diversas localidades del centro italiano.

“Estoy cercano con la oración a las personas golpeadas por el nuevo terremoto del centro de Italia”, publicó Francisco en su perfil en la red social Twitter.

Al menos dos movimientos telúricos de 5.4 y 5.9 grados en la escala de Richter, tuvieron la víspera sus epicentros en la provincia de Macerata, región de Las Marcas, causando lesiones leves a varias personas y algunos derrumbes.

En su misa privada matutina en la Casa Santa Marta del Vaticano, el pontífice aseguró que Dios “llora” actualmente ante las calamidades, las guerras que se hacen para adorar al dios dinero y a los tantos inocentes asesinados por las bombas que tiran “los adoradores del ídolo dinero”.

Sostuvo que “el padre llora y dice: Jerusalén, Jerusalén, hijos míos, ¿qué están haciendo?”.

Insistió que dice esas palabras a las víctimas pobres, a los traficantes de armas y a todos aquellos que venden la vida de la gente.

“Nos hará bien pensar que nuestro padre Dios se hizo hombre para poder llorar. Nos hará bien pensar que nuestro padre Dios hoy llora: llora por esta humanidad que no termina de comprender la paz que él nos ofrece, la paz del amor”, añadió.